La inventora del juego de la ‘Ballena Azul’, una adolescente rusa de 17 años

La inventora del juego de la ‘Ballena Azul’, una adolescente rusa de 17 años

En Euskadi se detectó un caso el pasado mes de mayo en una joven de Rentería

AIENDE S. JIMÉNEZ

Meses después de iniciarse la investigación que trataba de dar con quienes crearon el juego, las autoridades rusas han detenido a un grupo de jóvenes entre los que se encontraría el cerebro del macabro entretenimiento.

Se trata de una joven de 17 años de la que no ha trascendido su identidad y que al parecer, según la investigación, amenazaba a los adolescentes o a sus familiares para lograr que siguieran las directrices marcadas, ya que de no hacerlo amenazaba con matarlas, según informa el diario 'Mirror'. Con esta, es la segunda detención de peso que la policía rusa realiza a creadores de este juego. En mayo se detuvo a Philip Budeikin, de 21 años, que fue considerado otro de los cabecillas y cuyo objetivo, según él, era «limpiar la sociedad».

El juego de ‘La Ballena Azul’ consiste en superar 50 retos, y según se va avanzando estos se vuelven cada vez más peligrosos. Entre otros estaría el más famoso, el de dibujar una ballena en el brazo mediante cortes con un cutter. La dinámica de esta mortífera práctica consiste en ir superando arriesgadas pruebas bajo la tutela de un 'cuidador', al que hay que remitir una foto cada vez que se complete una: subirse a una grúa, colocarse en el borde de un puente, levantarse a diario a las 4.20 horas para ver vídeos de terror, hacerse cortes en el brazo siguiendo la línea de las venas, cortarse los labios...

El final llega con la última prueba, la número 50, que consiste en tirarse al vacío desde una gran altura.

El juego, en Euskadi

La mancha del juego también llegó hasta Euskadi. El pasado mes de mayo, la Ertzaintza abrió una investigación tras detectarse que una menor de 14 años de Rentería se estaba introduciendo en ese supuesto 'juego'. Más allá de cómo se originó, lo cierto es que esta práctica suicida se está expandiendo de forma peligrosa.

La Policía vasca, de hecho, no ocultaba entonces su preocupación por la rápida expansión en Euskadi de un fenómeno de consecuencias imprevisibles. Las fuerzas de seguridad sitúan el origen de este juego virtual en Rusia a mediados de 2016. Su nombre alude a la creencia de que las ballenas azules pueden llegar a acabar voluntariamente con su vida. No existen pruebas concluyentes de cuántos jóvenes se han quitado la vida siguiendo las directrices del juego.

Fotos

Vídeos