Un hombre en tratamiento psiquiátrico se presenta en una comisaría de la Ertzaintza con una decena de armas blancas y pistolas simuladas

El arsenal que portaba el hombre./
El arsenal que portaba el hombre.

El varón, que se ha personado en una central de San Sebastián, ha asegurado que quería llevar a cabo un «experimento sociológico»

EL CORREO

Un hombre en tratamiento psiquiátrico se ha presentado este sábado en una comisaría de la Ertzaintza en San Sebastián portando diez armas blancas y pistolas de aire comprimido, así como un rifle de las mismas características. Según distintas fuentes, el varón ha asegurado que quería llevar a cabo un «experimento sociológico».

El hombre ha sido identificado y trasladado posteriormente a un centro psiquiátrico. Los portavoces de la Ertzaintza han confirmado a este periódico que esa persona ha protagonizado un incidente en dicha comisaría y tras ser identificada ha sido trasladada a un centro psiquiátrico.

Críticas de Erne

El sindicato de la Ertzaintza Erne, en un comunicado emitido tras el incidente, ha vinculado el fácil acceso de una persona armada a la comisaría de la Ertzaintza de San Sebastián con la política del Departamento de Seguridad de retirar las mamparas de seguridad de los centros policiales para acercar la labor policial a la ciudadanía. La central ha asegurado que, «en un momento en el que existe una alerta terrorista de 4 sobre 5, la consejería elimina las barreras de seguridad de las comisarías, con lo que impide dar seguridad a los ciudadanos». Erne ha recordado que el 20 de enero de este año una persona ya se introdujo en la comisaría de Beasain y llegó hasta los garajes de la base sin ser detenido. Cuando se le localizó comenzó a gritar «Alá es grande». «Las comisarías no son un centro de esparcimiento ni un parque infantil», han agregado los sindicalistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos