Cuatro heridos en el primer encierro de San Fermín

El encierro de esta mañana./
El encierro de esta mañana.

Los astados de Cebada Gago han corneado en el escroto, el muslo y el tórax a tres de los corredores. Además, otro ha resultado herido, aunque su pronóstico es reservado. Las cogidas han llegado en la cuesta de Santo Domingo, la Plaza Consistorial y la calle Estafeta

Jan Echevarría
JAN ECHEVARRÍABilbao

Lo decían todos los comentaristas y no exageraban. El primer encierro de San Fermín, protagonizado los toros de Cebada Gago, se ha saldado con cuatro heridos, uno de ellos grave, después de que varios astados se hayan quedado sueltos en la cuesta de Santo Domingo, la calle Estafeta y la Plaza Consistorial. Tres de los corredores en cuestión han sido corneados en el escroto, el tórax y el muslo. Del cuarto, por su parte, no han trascendido nuevos datos.

El primer herido es E.H.O, un varón de 35 años de Virginia Beach (Estados Unidos), que ha sido alcanzado en el escroto cuando corría por la cuesta de Santo Domingo; el segundo, A.P.O., de 29 años y también estadounidense, ha sufrido una cornada en el tórax tras ser alcanzado en la Plaza Consistorial; y el tercero, que se encuentra grave, es un tafallés de 46 años que responde a las iniciales de F.A.T y que padece heridas en el muslo después de una cogida en la calle Estafeta. Lo que más preocupa de este último, no obstante, es la contusión sufrida tras caer al suelo y darse un golpe en la cabeza.

Asimismo, posteriormente ha podido saberse que S.T.O, irlandés de 39 años, también ha resultado herido, aunque su pronóstico es reservado. Ahora habrá que esperar y cruzar los dedos para que todo quede en un susto.

Los toros más peligrosos

Los datos ya hacían temerse lo peor antes de la carrera. Los 'cebadita' son los toros que más corneados han dejado en la historia de San Fermín: 53, concretamente.

Su presencia en Pamplona, tras su debut en 1985, despierta grandes expectativas (más aún al tratarse de la primera vez que abrían los encierros), pero también pide extremar la precaución como ha podido verse.

Lo cierto es que ha sido un encierro rapídisimo (de solo 3 minutos). Ahora habrá que esperar a conocer el balance oficial de heridos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos