La Guardia Civil investiga un vídeo en el que un menor lanza a un gato desde un segundo piso en Málaga

Las imágenes pueden herir la sensibilidad del espectador. / PEDRO J. QUERO

Los agentes tienen identificado al presunto maltratador, de 16 años, al igual que al que graba las imágenes, también menor y con antecedentes penales, y a otro menor, que es inimputable al tener menos de 14 años

EUGENIO CABEZAS

La Guardia Civil está investigando las imágenes de un vídeo que circula por las redes sociales en el que tres menores lanzan a un gato desde un segundo piso en Torre del Mar (Málaga). En las imágenes, que duran 1 minuto y 44 segundos y que graba uno de ellos, se ve a un joven adolescente que sostiene a un felino por el cuello en una terraza de una vivienda. Tras mantener una conversación, en la que tanto el que graba como el otro menor, en un primer momento, le piden que no lo haga, aunque luego sí lo animan, entre las risas de los tres, el joven acaba lanzándolo a la calle.

Según informa diarioSUR.es, la investigación se inició a raíz de la difusión ayer del vídeo por las redes sociales. Al parecer, las imágenes podrían haberse grabado la festividad de Todos los Santos, en un bloque de viviendas del núcleo costero. Según ha podido saber diarioSUR, la madre del menor, que tiene 16 años y que presuntamente lanza el animal, que es de su propiedad, a la calle, desde una altura de unos 15 metros, se personó en la tarde de ayer en el cuartel de la Guardia Civil de Torrox, para denunciar «el acoso y el hostigamiento» que estaba sufriendo su hijo a través de las redes sociales y en el teléfono móvil por el vídeo. Los agentes, al tener conocimiento del vídeo y visualizarlo, le han tomado declaración como investigado por un presunto delito de maltrato animal, tipificado en el artículo 337 del Código Penal.

El otro menor que sale en las imágenes tiene menos de 14 años, por lo que es inimputable, aunque está también identificado, al igual que el que graba con un teléfono móvil, que sí tiene antecedentes penales. Agentes de la Policía Local de Vélez-Málaga se personaron en la tarde de ayer en el domicilio familiar de Torre del Mar y pudieron entrevistarse con un hermano mayor del presunto maltratador, quien les aseguró que el animal «está vivo y que no ha sufrido secuelas físicas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos