El Gobierno vasco pagará hasta la mitad del alquiler a los jóvenes para facilitar su emancipación

Bloque de viviendas en Bilbao./
Bloque de viviendas en Bilbao.

Prevé que se beneficien de esta ayuda 6.000 personas menores de 35 años hasta 2021, tiempo en el que se construirán 6.350 nuevas viviendas de protección pública

JOSÉ DOMÍNGUEZ

Los jóvenes son los que más difícil lo tienen para acceder a una vivienda. Sus sueldos precarios y falta de recursos económicos y de financiación hacen que este objetivo sea prácticamente imposible en régimen de compra y también tienen auténticos problemas para sufragar un alquiler que, con cerca de 1.000 euros de media al mes en Bizkaia, roza máximos históricos previos a la crisis de la burbuja inmobiliaria. El Gobierno vasco ha demostrado ser plenamente consciente de esta problemática en la redacción de su nuevo Plan Director de Vivienda 2018-2020 y en su presentación el consejero Iñaki Arriola anunció la creación de un innovador y pionero programa denominado Gaztelagun, que ofrecerá ayudas para sufragar hasta la mitad de una renta de 750 euros al mes en las capitales vascas o de 600 en el resto de municipios de la comunidad autónoma. El responsable socialista ha mostrado su confianza en que se puedan beneficiar 6.000 jóvenes desde enero del año que viene, cuando se empezará a conceder estas subvenciones, hasta 2021.

Arriola ha detallado las características de este programa, que en primer lugar limita la edad para ser beneficiario a jóvenes mayores de 23 y menores de 35 años que deberán reunir las condiciones siguientes:

1.- Tener como domicilio habitual y permanente la vivienda arrendada, aunque no sea como titulares del contrato de alquiler (se permite compartir piso).

2.- Disponer de una fuente regular de ingresos que, en conjunto, supere los limites vigentes en cada momento para el cobro de la RGI (7.734 euros este año) y sean iguales o inferiores a 12.000, 15.000 y 18.000 euros, en función de que los miembros de la unidad familiar sean 1, 2 o 3 personas (este umbral será de 20.000 y hasta 22.000 euros cuando se trate de familias numerosas de categoría especial o de personas con grados elevados de discapacidad). Se incluye en esta consideración a trabajadores por cuenta propia o ajena, personal investigador en formación y perceptores de becas.

3.- Quedan excluidos de la ayuda los propietarios o usufructuarios de alguna vivienda en Euskadi ni los titulares de bienes y derechos con un valor superior a 75.000 euros.

La cuantía de la ayuda será de hasta el 50% de la renta mensual, pero si la la vivienda la compartan dos unidades de convivencia, se elevará hasta el 60% del alquiler. Además, y dado que es un apoyo a la emancipación, esta subvención se concederá por un plazo máximo de tres años y es incompatible con la percepción de la Renta Básica de Emancipación (en vigor hasta su extinción) ni con ninguna otra ayuda para el pago del alquiler que conceda el Gobierno vasco, los ayuntamientos o cualquier entidad pública, con la única excepción de las prestaciones de emergencia de los servicios sociales de base (AES). El programa Gaztelagun será gestionado por la sociedad pública Alokabide.

Arriola, anunció que el Plan Director, además, potenciará la edificación de 6.350 nuevas viviendas de protección pública, el 46,5% en régimen de alquiler (2.950 viviendas), y el 53,5% en régimen de venta (3.400 viviendas). En este punto es preciso señalar que la inmensa mayoría de estas últimas, 3.075, corresponden a operaciones concertadas con promotores privados y cooperativas, mientras que VISESA promoverá 325. Además, prevé captar 7.200 viviendas captadas a través de los programas de intermediación en el mercado de alquiler(6.400 viviendas en el último año de vigencia del Plan en Bizigune y 800 en Asap).

Por otro lado el Plan Director prevé que el reconocimiento del derecho subjetivo a la vivienda alcance a 7.000 hogares en 2020, reforzar los programas de rehabilitación para llegar a 55.530 viviendas. El coste del Plan Director de Vivienda ascenderá 1.522 millones en este trieno incluyendo los presupuestos de las sociedades públicas Alokabide y Visesa, que gestionarán 618 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos