El Gobierno vasco califica de «mala noticia» el anuncio de Donald Trump de imponer aranceles a la importación de acero

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantza Tapia./EFE
La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantza Tapia. / EFE

Arantza Tapia destaca la rapidez de la Comisión Europea a la hora de intentar reconducir esta situación

JOSÉ DOMÍNGUEZ

La respuesta del Gobierno vasco a la firma por parte del presidente de EE UU, Donald Trump, del decreto para imponer aranceles a la importación de acero y aluminio en el país -el 25% y el 10% de impuesto adicional respectivamente-, no se ha hecho esperar. Esta misma mañana la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantza Tapia, la ha calificado de «mala noticia porque el mercado americano es muy importante para nuestras empresas, sobre todo para el oil and gas, aunque también podría afectar al sector de la automoción». Aunque a renglón seguido ha pedido tiempo para analizar las consecuencias de esta medida. No en vano, el dirigente republicano ya se habría mostrado abierto a no meter en el mismo saco las operaciones comerciales con Europa en estos sectores.

«Hay que ver en qué se materializa ese decreto», ha subrayado la responsables autonómica. Según ha recalcado, «ayer mismo ya dulcificaba un poco el anuncio y rebajaba la tensión que se había producido hace una semana diciendo que Canadá y México quedan fuera de esos aranceles dado que trabaja un nuevo tratado con ellos». Y ha añadido que «también decía que ciertos países si cumplían algunas condiciones podían quedar fuera... Hay que ver en qué se traduce todo eso, cuáles son las condiciones de esos países, en quién está pensado.»

Como buena noticia, Arantza Tapia ha destacado que «Europa ha reaccionado muy rápido en este caso, no como en el dumping chino». «Ayer mismo la comisaria Malmström hablaba de posibles medidas, de cómo hay que trabajar en ese sentido, de hablar con otros países afectados, de establecer una estrategia común y que mañana mismo sábado se va a reunir con el representante de Comercio de EE UU en Europa para ver realmente en qué se va a materializar esa amenaza», ha enumerado.

En cualquier caso, la consejera reconoce observar «con preocupación es que ese proteccionismo a ultranza que prometía durante la campaña efectivamente lo está pretendiendo llevar a cabo. Y no solo con el acero, sino pensando en qué más puede poner en marcha». Y el dirigente norteamericano mantiene esta política «a pesar de que su propio asesor económico ha dimitido, y de que una carta de 100 congresistas republicanos le decía que eso no había que hacerlo. Eso para Europa en su conjunto y desde luego para Euskadi no es bueno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos