El Gobierno desvelará el martes si el TAV navarro entrará por Vitoria

La consejera Arantza Tapia y el ministro De la Serna, en un encuentro./Rafa Gutiérrez
La consejera Arantza Tapia y el ministro De la Serna, en un encuentro. / Rafa Gutiérrez

La consejera Tapia se reúne en Madrid con el ministro De la Serna en una cita crucial para el futuro ferroviario de Euskadi

A.C.

La consejera vasca de Infraestructuras y el ministro de Fomento se reunirán el próximo martes para definir la conexión entre la ‘Y’ vasca y el TAV en Navarra, y concretar qué alternativa propone el Gobierno central para que las mercancías viajen a través de vías de ancho internacional entre Vitoria y Burgos, una vez que el proyecto para el nuevo trazado presentado hace unos días solo contempla, por razones técnicas, el tráfico de pasajeros. Arantxa Tapia e Iñigo de la Serna comienzan el año con otro impulso a la mayor infraestructura que tienen entre manos, y cerrando algunos de los flecos que todavía quedaban pendientes. Primero, en una reunión con responsables del Gobierno navarro, compartirán los detalles del proyecto elaborado por los técnicos de Adif para enlazar la ‘Y’ vasca con el tren de alta velocidad en Navarra. Y tras el encuentro, desvelarán la opción final elegida, por cuestiones medioambientales, económicas y técnicas. Hay dos posibilidades: a través de Ezkio -más compleja y con mayor impacto medioambiental aunque la preferida por el Gobierno vasco porque es más directa y reduce el trayecto entre Gipuzkoa y Navarra-; o desde Vitoria -la más probable y la planteada de inicio por Fomento-.

Tras ese primer encuentro, el mismo día se celebrará otro en el que podrían participar además de Tapia y De la Serna responsables de alguna institución foral. En esa segunda reunión intentarán reconducir el malestar manifestado por el Ejecutivo de Urkullu tras conocer que la conexión entre Vitoria y Burgos no iba a incluir el tráfico de mercancías por la nueva plataforma que se va a construir. El lehendakari tachó entonces la decisión de «inocentada», y ahora, una vez asumido que el trazado nuevo no permitirá el tránsito de mercancías, la consejera de Infraestructuras quiere consensuar «una alternativa» que «garantice» que ese tráfico se realizará en ancho internacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos