13 muertos y más de 100 heridos en el atentado de Barcelona

Un joven se lleva las manos a la cabeza después de que una furgoneta arrollara a decenas de personas. En el vídeo, las distintas imágenes del atentado. / E. C.

Una furgoneta ha arrollado a la multitud en las Ramblas en un ataque reivindicado por el Estado Islámico. Hay dos detenidos

GABRIEL CUESTA

Una furgoneta ha sembrado el pánico en el corazón de Barcelona y ha arrollado a decenas de personas, causando 13 muertos y más de 100 heridos, quince de ellos graves, aunque esta cifra podría aumentar en las próximas horas, han advertido los Mossos d'Esquadra. Aún no ha trascendido la identidad de las víctimas, pero se estima que podrían ser de hasta 18 nacionalidades diferentes. Dos terroristas han sido detenidos, pero ninguno de ellos es el autor material de la matanza.

El Estado Islámico ha reivindicado la autoría del ataque a través de una nota difundida por su agencia de noticias, Amaq. En el escrito, recogido por el portal de seguimiento de información terrorista SITE, el EI identifica a los autores del ataque como «soldados del califato» que actuaron en respuesta a la llamada de atentar contra «países de la coalición». De confirmarse, sería el primer atentado reivindicado por la organización terrorista en suelo español.

Este mortal atentado se producía diez minutos antes de la cinco de la tarde, en las Ramblas, la principal arteria turística de la ciudad condal. Un vehículo ha circulado haciendo 'eses' y a gran velocidad durante al menos 500 metros y a su paso ha atropellado a decenas de personas, provocando el pánico.

La investigación se tradujo en la detención de dos personas la misma tarde del jueves. Se trata de un ciudadano de Marruecos y de otro de Melilla, arrestados en Ripoll (Girona) y Alcanar (Tarragona), respectivamente. Se desconoce cuál es su implicación en el atentado, aunque uno de ellos está relacionado con el vehículo que provocó las víctimas. Lo que sí es seguro es que ninguno de los dos es el terrorista que conducía la furgoneta.

Por otro lado, las primeras investigaciones han demostrado también que una explosión ocurrida en la madrugada del jueves en la localidad tarraconense de Alcanar tiene conexión con el atentado de Barcelona. Allí se registró poco antes de la medianoche una tremenda detonación por acumulación de gases que provocó la muerte de una persona e hirió a otras seis, una de ellas muy grave.

El mismo 'modus operandi'

El brutal arrollamiento repite el 'modus operandi' de los terroristas que han provocado los últimos atentados en Europa y ha sumido a la ciudad de Barcelona en el pánico. Inmediatamente las Fuerzas de Seguridad han acordonado la zona y hasta cuarenta vehículos de emergencias médicas han acudido al lugar a atender a los heridos. Además, se han cortado los principales accesos a la ciudad, eliminado paradas de metro y la Policía Nacional ha pedido en las redes sociales que nadie se acerque a los alrededores de la plaza de Catalunya. También han solicitado a los internautas que por respeto a las víctimas no enviaran imágenes de los heridos.

El protocolo policial desplegado tras el atentado ha obligado a ordenar el cierre de comercios y oficinas cercanos a las Ramblas. La Policía ha indicado a las personas que estaban en el interior de estos locales que cerraran puertas y ventanas y permanecieran en el interior. Al cabo de tres horas han empezado los desalojos, que se han alargado hasta la medianoche.

Todo indica a que el atentado no es obra de un lobo solitario, sino un ataque organizado en el que estarían implicadas varias personas, cuyo número está por confirmar. Sí es seguro que se ha detenido a dos personas y que está por localizar el conductor de la furgoneta que causó el terror, un vehículo blanco con matrícula 7083 JWD. Además, se ha localizado una segunda furgoneta en la localidad de Vic, a unos 70 kilómetros.

Tras conocerse el brutal atentado el Gobierno de Cataluña cerró todas las estaciones de metro y tren de los alrededores y convocó una reunión de urgencia entre responsables institucionales y presidida por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que ha interrumpido sus vacaciones en Cadaqués para seguir la investigación. También ha regresado con urgencia de su descanso estival la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Turismo de Barcelona ha ofrecido alojamiento en los hoteles de la ciudad para las personas alojadas en la zona afectada.

Fotos

Vídeos