El aviso amarillo por olas seguirá activo hasta el sábado

El mar muestra su fuerza en Zarautz./D. V.
El mar muestra su fuerza en Zarautz. / D. V.

Euskalmet advierte de que el oleje podría llegar hasta los cuatro metros pese a que el temporal comienza a remitir

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

El fuerte oleaje que ha sacudido en las últimas horas el litoral cantábrico empieza a dar signos de estar apaciguándose, aunque el mar sigue mostrándose embravecido. Euskalmet ha desactivado hoy la alerta naranja -riesgo importante- por el temporal marítimo costero y la ha reducido a un aviso amarillo, que supone un peligro moderado tanto para la navegación como por el impacto del mar en la costa. La agencia vasca de meteorología ha extendido hasta el sábado este aviso y advierte de que las olas pueden llegar hasta los cuatro metros.

Para el viernes habrá dos avisos, el primero para la navegación durante toda la madrugada hasta las doce del mediodía por olas de entre 3,5 y 4 metros, y otro entre las 5.00 y las 7.00 horas por riesgo de impacto en la costa. El sábado se mantendrá el aviso amarillo desde el mediodía hasta la medianoche, aunque la altura de las olas rondará entre los 3 y los 3,5 metros.

La Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, prevé para el viernes cielos muy nubosos, con precipitaciones débiles, que serán moderadas en la vertiente cantábrica, con viento del oeste o noroeste y rachas fuertes en el litoral y zonas de montaña. Para el sábado anuncia precipitaciones a partir del mediodía, sobre todo en la costa, que serán abundantes en el este, vientos del oeste con rachas fuertes en el litoral, temperaturas mínimas en ligero descenso y máximas en ligero ascenso. El domingo disminuirá la nubosidad, habrá precipitaciones débiles de madrugada que posteriormente remitirán, viento del oeste con algunas rachas fuertes en el litoral y ligero ascenso de las temperaturas.

Por su parte, la Agencia Española de Meteorología (Aemet) mantiene la alerta naranja activa en Cantabria y Asturias, donde habrá mar combinada del noroeste y olas de 7 a 8 metros, así como en las zonas costeras de Galicia, donde esperan olas de entre 5 y 7 metros. El temporal de mar no sólo se centra en el litoral cantábrico: también afecta a la fachada atlántica y a las Canarias, por lo que doce provincias continúan en alerta por olas que alcanzarán entre 5 y 7 metros de altura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos