Muere al intentar salvar a dos niños la filósofa francesa que elogiaba el sacrificio

La filósofa Anne Dufourmantelle / Roberto Frankenberg

Anne Dufourmantelle falleció de un paro cardíaco mientras intentaba ayudar a dos pequeños que se bañaban en el mar con bandera roja. Ellos sobrevivieron

FERNANDO ITURRIBARRIACorresponsal. París

La fatalidad de una muerte con la moraleja de quien predica con el ejemplo. La filósofa y psicoanalista francesa Anne Dufourmantelle, autora de ensayos como 'Elogio del riesgo' o 'La mujer y el sacrificio', ha muerto ahogada intentado salvar a dos niños que se bañaban con bandera roja en la Costa Azul. Intelectuales y autoridades han rendido homenaje al heroísmo de una pensadora que llevó hasta las últimas consecuencias el compromiso con sus ideas.

El trágico suceso ocurrió el viernes por la tarde en la playa de Pampelonne, perteneciente al municipio de Ramatuelle. La bandera roja prohibía el baño a causa del fuerte oleaje en ese turístico enclave del Mediterráneo. Una mujer se lanzó a salvar a dos niños que se encontraban en peligro en las agitadas aguas. La espontánea sucumbió a una parada cardíaca sin que los socorristas pudieran reanimarla. Los dos niños resultaron sanos y salvos pero uno de sus rescatadores tuvo que ser hospitalizado con síntomas de ahogamiento.

Dos días después transcendió la identidad de la fallecida. Se trataba de Anne Dufourmantelle (París, 1964), filósofa, psicoanalista, editora y columnista del diario 'Libération'. En una entrevista concedida en 2015 a este periódico, su colaboradora declaraba que «cuando hay un peligro que es preciso afrontar, hay una incitación a la acción muy fuerte, a la abnegación, a la superación de uno mismo».

En su obra 'Elogio del riesgo' (2011), la autora filosofaba en torno a la frase de Hölderling: «Allí donde crece el peligro, crece también lo que salva». «Una sociedad que ya no puede soportar el sacrificio es una sociedad de la perversión», escribió en un número de la revista 'Philo Mag' consagrado en 2014 a reflexiones sobre «por quién y por qué dar o arriesgar la vida hoy». «Sin la posibilidad del sacrificio, ya sea bajo la forma de un acto heroico o de una resistencia cotidiana, un horizonte de totalización y de cerrazón se dibuja de manera insoslayable», teorizaba.

La ministra de Cultura, Françoise Nyssen, saludó la memoria de una intelectual que «nos ayudaba a vivir y pensar el mundo de hoy». La princesa Charlotte Casiraghi, presidenta de los Encuentros Filosóficos de Mónaco, de cuyo jurado formó parte, recordó «la serenidad luminosa y la dulzura» de alguien con «una extrema sensibilidad al sufrimiento».

Temas

Francia

Fotos

Vídeos