El exasesor de Aburto, presidente de la Universidad de Mondragón

Mikel Álvarez abandonó el Ayuntamiento en marzo./Luis Ángel Gómez
Mikel Álvarez abandonó el Ayuntamiento en marzo. / Luis Ángel Gómez

Mikel Álvarez, que dejó hace unos meses el gabinete de la Alcaldía bilbaína, había sido profesor de la UPV

J. L. O.

Jueves, 30 de marzo. Mikel Álvarez -mano derecha del alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto- aprovecha el último punto del orden del día del Pleno para anunciar su marcha del Ayuntamiento. Ha permanecido 22 meses en la Corporación con varios cometidos de primer orden: coordina la Alcaldía, gestiona el personal y la mesa de contrataciones, y sirve de correa de transmisión entre su partido, el PNV, y la oposición. Es el interlocutor, tiene peso, pero decide poner fin a su andadura política. En su marcha no habla de desavenencias, sólo de una nueva «motivación laboral». Regresar a la Corporación Mondragón.

Mikel Álvarez -diría a sus compañeros que «una oportunidad así pasa una vez delante de tu puerta»- es nombrado entonces director de Desarrollo de Negocio y Relaciones Institucionales del Centro de Promoción del grupo. Su peso dentro de la entidad corporativa se incrementó ayer al ser nombrado presidente del Consejo Rector de la Universidad de Mondragón, en sustitución de Iñigo Ucín, que en el último año había compaginado este cargo con el de máximo responsable de la corporación.

La designación de Álvarez (Zumaia, 1955) viene precedida de un amplio currículum marcado por su experiencia en el campo médico y en la gestión sanitaria, aunque también en la docencia. Licenciado en Medicina y Cirugía, y especialista en Microbiología y Parasitología, fue médico adjunto del Servicio de Microbiología del Hospital de Basurto. «Posteriormente, entre 1993 y 1998, fue nombrado subdirector médico del centro, para ocupar años más tarde el cargo de director médico, y el de director gerente entre 2002 y 2005», explican desde la propia Universidad de Mondragón. De Basurto pasó al Hospital de Cruces, donde desempeñó el mismo cargo de responsabilidad hasta 2009.

«Motivación laboral»

Tras dimitir de su cargo en Bilbao, regresó al grupo corporativo como director de Desarrolo de Negocio

Evaluador de gestión

Fue entonces cuando da el salto a la empresa privada al ser nombrado director general de Mondragon Health -unidad estratégica que lidera el sector de la Salud dentro del grupo-, cargo que desempeñó hasta hace dos años, cuando Juan Mari Aburto le fichó para su equipo, nombrándole concejal de Desarrollo Económico y Buen Gobierno, además de ser su asesor personal. Tras anunciar su dimisión, unos días después ya ejercía como director de Desarrollo de Negocio y Relaciones Institucionales de la corporación.

Amante de la montaña, su gran afición, Mikel Álvarez ha ejercido también parte de su carrera profesional vinculada a la docencia universitaria, donde ha sido profesor asociado de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y profesor colaborador de la Universidad Oberta de Cataluña. Además, ha sido evaluador del modelo EFQM, impulsado por la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad, con más de 500 socios repartidos por 55 países.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos