Euskadi es la comunidad con mayor incidencia de tosferina con 2.000 casos al año

Euskadi es la comunidad con mayor incidencia de tosferina con 2.000 casos al año
EFE

Es una enfermedad asociada a la infancia, especialmente grave en los bebés, y contra la cual se vacuna a las embarazadas

ARANTXA ALDAZ

Euskadi tiene la incidencia más elevada de tosferina de toda España, con una tasa de 89,2 casos por cada 100.000 habitantes. De ser una enfermedad que se consideraba prácticamente desaparecida, los casos se han disparado desde 2009, no solo en el País Vasco, sino en el conjunto de España, aunque con diferencias llamativas entre comunidades.

Así lo revela el informe ‘Resultados de la vigilancia epidemiológica de las enfermedades transmisibles’, publicado por el Instituto de Salud Carlos III de Madrid y hecho público ayer. En 2015, año de referencia del estudio, en Euskadi se notificaron 1.977 casos de esta enfermedad, asociada a la infancia y que preocupa en bebés que todavía no han recibido la vacuna. Por eso, las comunidades, incluida Euskadi, ofrecen a las mujeres embarazadas la inoculación en el tercer trimestre de gestación, que es cuando se produce la mayor transferencia de anticuerpos al feto, y así logran proteger al recién nacido en esas primeras semanas de vida.

El informe explica que en el aumento de casos ha podido contribuir «la mejora en la sospecha clínica y la disponibilidad de pruebas diagnósticas sencillas y rápidas», aunque concluyen que los resultados sugieren un incremento real de la incidencia de esta enfermedad infecciosa causada por una bacteria (Bordetella pertussis) y cuyo síntoma principal es una tos muy persistente. También afecta a adultos, pero no suelen tener complicaciones, a diferencia de las que pueden aparecer en recién nacidos.

Los datos

89,2
casos por cada 100.000 habitantes fue la incidencia de la tosferina notificada en Euskadi en 2015, la más alta de España.
421
casos por cada 100.000 menores de un año se notificaron en el conjunto del país al afectar especialmente a la infancia.

Aunque no se detallan todos los casos por comunidades, sí se ofrece un perfil general. El 55,8% de los afectados fueron mujeres y, por sectores de edad, la incidencia también fue más alta en féminas que en hombres en todos los grupos, salvo en bebés con menos de un año, con más varones. Este colectivo es el más afectado, seguido del grupo de 1 a 4 años.

El mapa de las enfermedades de declaración obligatoria, como son la gripe, la salmonelosis o el sarampión, también sitúa a Euskadi entre las comunidades con más casos de tuberculosis, legionelosis, fiebre tifoidea y shigelosis (una gastroenteritis muy contagiosa).

Meningitis y fiebre tifoidea

En meningitis tuberculosa las mayores tasas se observaron en el País Vasco y Galicia (0,51 y 0,40 casos por 100.000 habitantes respectivamente), con 11 enfermos cada una. La legionelosis, por su parte, rompió en 2015 por segundo año consecutivo la tendencia a la baja. En Euskadi se registraron 88 pacientes. La comunidad vasca también destaca por tener una incidencia superior a la media en fiebre tifoidea. Se trata de una infección con una baja prevalencia, aunque ha aumentado ligeramente en los últimos años. Se notificaron 7 casos, con 0,32 afectados por cada 100.000 habitantes.

La incidencia de shigelosis ha ido creciendo progresivamente desde 2013, siendo este incremento más marcado en los varones. La mayor presencia de la enfermedad correspondió a los menores de 10 años y a los jóvenes. Melilla fue la que notificó una mayor prevalencia (3,5 casos por 100.000 habitantes), y le siguió en afectados País Vasco y Ceuta con 2,5 casos. El informe también destaca el aumento constante de contagios por enfermedades de transmisión sexual, como la sífilis y la gonorrea, de las que se notificaron más de un centenar de casos cada una.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos