Un estudio de Emakunde constata un «alto grado de machismo» en los comentarios anónimos de la prensa digital

Un internauta consulta una página web./Stephen Hird
Un internauta consulta una página web. / Stephen Hird

Sus autoras señalan que el cuestionamiento de la violencia de género, la feminización de la pobreza y la discriminación laboral «frena los avances en materia de igualdad»

Judith Romero
JUDITH ROMERO

«El feminismo quiere el fin del hombre», «Esto de la brecha salarial es un cuento» o «Parece buena atleta, pero lo que es indudable es que es muy guapa» son algunas de las frases que a menudo acompañan a las noticias relacionadas con mujeres o con políticas de igualdad en las redes sociales. Un estudio becado por el Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde ha analizado los foros de participación del público de cuatro periódicos vascos que disponen de edición digital –EL CORREO, Noticias de Álava, Gara Naiz y Berria- y ha encontrado en ellos «una reiterada expresión de contenidos machistas que cuestionan la desigualdad entre hombres y mujeres».

«Investigar es fundamental para conocer la realidad de la sociedad y plantear nuevas políticas públicas, y este análisis con perspectiva de género es uno de los tres que becamos el pasado año», ha explicado Izaskun Landaida, directora de Emakunde. Las investigadoras Rut Iturbide, Patricia Amigot y María Isabel Menéndez estudiaron los comentarios aparecidos en estos medios entre agosto de 2016 y marzo de 2017 y prestaron especial atención a los Juegos Olímpicos, las elecciones vascas, el Día para la eliminación de la violencia contra la mujer y el 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora. «El anonimato que confieren estos espacios virtuales facilita que emerjan discursos hostiles hacia el éxito o los testimonios de las mujeres», ha señado Amigot. Un ejemplo son las intervenciones relacionadas con la violación múltiple acontecida en los Sanfermines de 2016.

«En primer lugar, los usuarios pusieron en duda la versión de la víctima, y más adelante manifestaron su condena y solicitaron soluciones «penales» como ‘Que los cuelguen’ o ‘Que no salgan nunca de la cárcel’», ha resumido Iturbide. Además, otros mensajes más sutiles ponen en duda las capacidades de las mujeres o su discriminación laboral o incluyen actitudes aleccionadoras, también conocidas como ‘mansplaining’. «Cuestionar el testimonio de las víctimas es muy grave, provoca que quienes sufren violencia de género no se atrevan a denunciar y no les hace ningún favor», ha denunciado Landaida.

«Feminazi» o «pajarraca»

Según ha explicado Amigot, hacer alusión a agresiones inventadas para «damnificar» al hombre, emplear expresiones como «feminazi» o «pajarraca» e infantilizar el feminismo tachándolo de «rabieta» o «cachondeo» forman parte de estrategias discursivas que buscan deslegitimar las políticas de igualdad y las líneas editoriales de los medios.

Las autoras de este ‘Análisis de la participación del público a través de foros de prensa digital de Euskadi’ concluyen que estos foros en línea son un caldo de cultivo para la involución en los avances hacia la igualdad y la creación de noticias falsas y recomiendan a los medios controlar los comentarios y expresiones de odio que aparezcan en sus páginas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos