La estudiante que se libró de la cárcel tras apuñalar a su novio por ser «demasiado lista» podría volver a Oxford

Lavinia Woodward /
Lavinia Woodward

La joven, considerada por algunos un Premio Nobel en potencia, ha buscado una laguna en la institución para que su readmisión no sea rechazada

ELCORREO.COM

Vuelve a la actualidad el caso de Lavinia Woodward, una brillante estudiante de medicina, de 24 años, de la Iglesia Cristina, que hace un mes fue juzgada por apuñalar a su novio en una pierna en septiembre de 2016, bajo los efectos de las drogas y el alcohol. Sin embargo, su extraordinario curriculum académico, un pasado problemático, desordenes de conducta y alimenticios, además de su arrepentimiento, la salvaron de ir a prisión. Era «demasiado lista para ir a la cárcel», dictaminó el juez Ian Pringle del Tribunal de Oxford, que tras valorar que no tenía antecedentes y que había hecho rehabilitación para dejar las drogas, decidió dejar en suspenso su sentencia de diez meses de cárcel. Una sentencia que resultó muy polémica en su momento.

Por aquel entonces, muchos pensaron que la joven, cuyo objetivo era convertirse en cirujana del corazón, renunciaría a retomar sus estudios en octubre en la prestigiosa universidad de Oxford, pues según declaró su asesor legal, esta se mostraba «reacia» a volver por miedo a ser reconocida.

Un mes después de la sentencia, el caso vuelve a la actualidad pues según revela «The Daily Telegraph», Woodward habría encontrado una laguna en el proceso disciplinario de la Universidad de Oxford para evitar la expulsión. Ahora se ha descubierto que Woodward ha dejado voluntariamente sus estudios durante el resto de su sentencia, dejada en suspenso durante 18 meses. Hay quienes ven en esta decisión una estrategia para mejorar su situación y sus posibilidades de readmisión.

Entre los más críticos con la sentencia se encuentran activistas por la igualdad de género, que han cuestionado el trato que ha recibido Woodward, cuya familia vive en Milán, tras haberse declarado culpable de apuñalar a su novio, Thomas Fairclough, un estudiante de Cambridge, estando bajo los efectos de las drogas y el alcohol. Consideran que a cualquier otro estudiante de clase trabajadora no se le hubiera mostrado el mismo grado de indulgencia que a ella. También han alertado que sentencias como esta podrían disuadir a otros hombres de denunciar casos de violencia doméstica.

Mientras tanto, la Universidad de Oxford ha advertido que la readmisión de Woodward no está garantizada. Una fuente de la instución habría confirmado al diario británico que tanto la facultad de Medicina como la oficina del Procurador se verían obligadas a esperar hasta 2019 antes de tomar una decisión. Y sugieren que Woodward podría estar tratando de «establecer los términos» del proceso, con la esperanza de que se la mire más favorablemente una vez que este concluya. Subraya, sin embargo, que la joven tendrá que someterse a los mismos procedimientos disciplinarios rigurosos, independientemente de cuánto tiempo transcurra.

Gran apoyo académico

Aunque en apariencia, la universidad parece ser menos indulgente que el juez, según un amigo de Woodward esta gozaría de un gran «apoyo institucional». «Creo que estarían felices de tenerla de vuelta, y que ella terminará regresando en silencio. Ha realizado un trabajo muy interesante en cardiología, la han descrito como una futura ganadora del Premio Nobel».

Sin embargo, otras fuentes consultadas consideran que es poco probable que «a Lavinia se le permita regresar» al centro. «La universidad está destinada a ser un lugar donde tienes un hogar lejos de casa y te sientes seguro, y no creo que tener a alguien con un historial violento cumpla con eso».

Temas

Oxford

Fotos

Vídeos