Dos de cada tres jóvenes de FP que hacen prácticas se quedan en la empresa

Representantes de Confebask y del Gobierno vasco posan con los tres instructores y los representantes de las tres empresas galardonadas ayer./LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Representantes de Confebask y del Gobierno vasco posan con los tres instructores y los representantes de las tres empresas galardonadas ayer. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

11.000 estudiantes que obtuvieron el título el pasado curso reciben su título

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

Dos de cada tres jóvenes que estudian Formación Profesional (FP) en Euskadi «acaban siendo contratados en la empresa en donde han realizado sus prácticas o en otra de similar actividad». En algunas especialidades industriales, esa inserción laboral llega a superar el 90%. Estos datos fueron expuestos ayer por una voz experta, tan vinculada al mundo de la empresa como Roberto Larrañaga, presidente de la patronal vasca Confebask, en el palacio Euskalduna y en la edición 24 de la que ya se ha convertido en la ‘fiesta anual’ de la FP en Euskadi.

Al acto asistieron representantes del Gobierno vasco, organizaciones empresariales, centros de FP, tutores e instructores. El punto central del encuentro fue la ceremonia de entrega de diplomas a unos 300 de los cerca de 11.000 jóvenes que obtuvieron el curso pasado su título en Formación Profesional, tanto en la modalidad tradicional como en la conocida como FP Dual, en la que se combina la enseñanza teórica en el centro educativo con la formación práctica en la empresa.

Todo el alumnado de la FP tradicional ha realizado el módulo práctico de Formación en Centros de Trabajo (FCT) en alguna de las 8.092 empresas de la comunidad autónoma que el año pasado participaron en dicho programa. En cuanto a los estudiantes que cursaron la Formación Dual, compaginaron estudio y trabajo en otras 790 compañías.

Según el último informe de Confebask, dos de cada tres empresas tenían previsto hacer alguna contratación y casi la mitad (46%) relacionada con titulaciones de FP, dato que recordó el presidente de la patronal vasca. Roberto Larrañaga destacó el valor de la «colaboración a todos los niveles». «Entre el Gobierno vasco, Confebask y las asociaciones de centros; entre los centros de FP y las empresas; así como entre los tutores y los instructores de las empresas», algo que consideró «la clave del éxito de un modelo de FP que hoy en día es citado por la propia Comisión Europea como referencia». Durante más de 20 años de cooperación público-privada, subrayó, «hemos facilitado prácticas en empresas a cerca de 200.000 jóvenes vascos que luego, en la mayoría de los casos, han conseguido un contrato».

Más mujeres

Nicolás Sagarzazu, director de Formación y Aprendizaje de la viceconsejería de Formación Profesional, se congratuló por el gran número de mujeres que ayer recogían sus diplomas. «Pero necesitamos tener más en la FP», afirmó. «Ya hemos interiorizado que haya ingenieras, pero parece que todavía nos cuesta ver mujeres en el ámbito de la fabricación mecánica o en el ámbito de la electricidad», señaló.

El acto de ayer sirvió también para premiar a tres empresas y tres instructores por territorio, por la labor que han realizado en el programa de FCT. Los reconocimientos fueron en Bizkaia para la asociación Adembi y la instructora Laura Regueiro de Emtesport SL; en Álava para la firma Mubea Inauxa SA y el equipo de instructores de Tubacex group; y en Gipuzkoa para la firma GKN Driveline Zumaia SA y la instructora Olatz Odriozola de Dürr Systems Spain SA.

Jon Ander Pedrero «En la FP también hay que estudiar lo suyo»

Jon Ander Pedrero ha cursado el grado medio de Instalaciones eléctricas automáticas -dos años-, y «ahora estaba pensando en hacer un grado superior». A este joven portugalujo lo de la electricidad le viene de famila, «de un abuelo que se dedicaba a ello». «En la FP también hay que estudiar lo suyo», asegura. Ha realizado sus prácticas en una empresa de Erandio, «en la que creo que me he adaptado bien». En cuanto al futuro, «me veo trabajando a corto plazo, pero no como emprendedor».

María Bezares «Opté por la FP por dar salida laboral a mi gusto por el arte»

El gusto por las artes gráficas llevó a esta joven vitoriana a cursar «el grado medio de Impresión gráfica». Realizó sus prácticas en Irlanda, animada por un profesor y vía Erasmus. En concreto «en Cork, en una empresa de diseño», en la que estuvo a gusto y «no tuvo ningún problema, porque el inglés lo domino». Siempre tuvo afición por el arte, pero «con la perspectiva de trabajar en el futuro, opté por la FP. Ahora estoy haciendo el grado superior de Diseño». Tiene 19 años.

Aitziber Ortiz «Recomiendo a todo el mundo las prácticas fuera»

Aitziber también ha realizado prácticas en una empresa europea a través de las becas Erasmus+. La joven de Gatika, que tuvo muy clara su opción por la FP desde siempre, estudiaba Actividades Comerciales cuando se le planteó la posibilidad de «realizar en Inglaterra los tres meses de formación en centros de trabajo». No lo tenía planificado y de hecho «me asusté mucho cuando me concedieron la beca». Superada su estancia en Plymouth, «recomiendo la experiencia a todo el mundo».

Rubén Barrado «En el futuro me gustaría tener mi propio negocio»

Para Rubén la FP es mucho más que «una opción práctica». «Las opciones son tantas que puedes estudiar lo que te gusta, con posibilidades de acceder a un trabajo». Este joven de Barakaldo acabó el grado medio y ahora está con el superior de Administración y Finanzas. «Hice las prácticas en Lisboa, que me encantó, aunque al principio el idioma se me hizo difícil». Ahora mantiene contacto con sus compañeros de empresa allí, con los que hizo amistad. En el futuro «me gustaría tener un negocio propio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos