Los sindicatos amenazan a Educación con mantener los paros

La manifestación de profesores de Bilbao recorrió ayer la Gran Vía./Pedro Urresti
La manifestación de profesores de Bilbao recorrió ayer la Gran Vía. / Pedro Urresti

Los sindicatos reclaman que el Gobierno vasco convoque una mesa de negociación, tras las dos huelgas de esta semana

MARTA FDEZ. VALLEJO

Los sindicatos de la enseñanza pública y el Gobierno vasco cierran una complicada semana en las aulas, que han soportado dos huelgas consecutivas, con un enfrentamiento abierto y el diálogo en punto muerto. Las centrales abertzales mantienen el pulso a la Administración y ayer advirtieron a Educación que «tome nota» de las movilizaciones de estos días y haga una oferta que «responda» a sus peticiones, ya que en caso contrario seguirán con las huelgas. El Ejecutivo reiteró que la vía es «continuar» con el debate y la negociación, que «ya han dado sus frutos con la firma de varios acuerdos en sectores de la enseñanza».

El paro tuvo ayer un seguimiento del 44% de los docentes -una participación similar a la del día anterior-, según los datos recogidos por el Departamento de Educación en el 95% de los centros. En los otros tres colectivos la participación fue más baja. Paró el 26% del personal de Educación especial, el 18% del de cocina y limpieza, y cerca del 14% de los educadores de haurreskolak -las escuelas infantiles públicas-.

Para las centrales convocantes, Steilas, LAB y ELA, el respaldo fue mayor. Según su balance, entre seis y siete de cada diez profesores no dieron clase en escuelas e institutos, y tampoco trabajaron el 30% de las plantillas de los centros de Infantil y el 60% de los profesionales de Educación especial.

Manifestaciones

La protesta se hizo visible ayer en toda Euskadi. Miles de trabajadores de la enseñanza pública se manifestaron en las tres capitales vascas. Antes del inicio de la marcha en Bilbao, la representante de ELA, Miren Zubizarreta, recordó que la mesa de negociación de los docentes no se reúne desde el 26 de enero pasado y avisó al Gobierno vasco de que, «si no responde a las reivindicaciones de cada sector, no nos dejará otro camino que continuar con las huelgas y movilizaciones». El calendario prevé cinco días más de paros de profesores en abril y una huelga conjunta el 12 de junio, junto con tres semanas más en los sectores de cocina y limpieza, haurreskolak y Educación especial.

«Mientras no hagan propuestas concretas que nos satisfagan seguiremos en las calles y la fase de confrontación estará abierta», advirtió Ana Pérez, de Steilas. Aitor Idigoras, de la misma central, afirmó que espera que las movilizaciones sirvan «de interpelación directa al PNV y al Departamento de Educación para que de verdad se pongan a negociar». Aitor Nuñez, de LAB, también instó a la Administración a convocar la mesa sectorial del personal docente y a plantear contenidos que «incidan en la calidad educativa».

Desde enero, sindicatos y Educación se han reunido en una veintena de ocasiones para tratar cuestiones técnicas que afectan a todos los colectivos; tres de esas reuniones se centraron específicamente en temas relacionadas con los profesores. Las mesas de negociación han conseguido acuerdos en cocina y limpieza y haurreskolak -sectores en los que han firmado convenios con LAB-, y han acercado posturas en Educación especial.

Sin embargo, avanzar en las reclamaciones de los docentes es más complicado. Piden subidas salariales, incentivos de jubilación, más profesores, menos alumnos por aula, sustituciones de bajas desde el primer día y medidas como retirar el currículum vasco e implantar la inmersión en euskera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos