Los alumnos de Infantil caen en más de 2.200 en Euskadi por el desplome de la natalidad

La consejera Cristina Uriarte observa los trabajos de unos alumnos del colegio Ángel Ganivet de Vitoria.
La consejera Cristina Uriarte observa los trabajos de unos alumnos del colegio Ángel Ganivet de Vitoria. / Blanca Castillo

El Gobierno vasco busca a partir de este mes un acuerdo educativo en medio de un pulso con los sindicatos e insiste en que los docentes tienen «las mejores condiciones laborales» del país

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

La consejera de Educación, Cristina Uriarte, ha anunciado esta mañana la puesta en marcha este mes del proceso para lograr un pacto educativo en Euskadi, uno de los proyectos estrella del Gobierno vasco. Uriarte ha avanzado que las primeras reuniones con agentes sociales, educativos y sindicatos comenzarán la última semana de septiembre y que el acuerdo, con el que se quiere «mejorar la calidad de la enseñanza», pasará después al Consejo Escolar y por último al Parlamento vasco.

Es el principal reto del Gabinete de Uriarte para este curso escolar, que esta mañana ha inaugurado la consejera en el colegio público Ángel Ganivet de Vitoria, en donde le esperaba un grupo de representantes de los sindicatos abertzales y docentes que han proferido gritos contra los «recortes» y la «segregación» en la escuela pública. Los datos de matrícula muestran que las aulas acogen este año a 374.848 alumnos, 1.700 más que el anterior año académico. Sin embargo, la caída de la tasa de natalidad empieza a notarse con 2.244 escolares menos en la etapa de Infantil, de 0 a 5 años.

El reparto de alumnos entre las redes pública (50,8%) y concertada (49,2%) sigue siendo equilibrado aunque este curso ha crecido más el número de matrículas en los colegios privados-subvencionados: 1.512 escolares más frente a 816. El modelo D, íntegro en euskera, gana alumnos en Infantil y es el elegido por el 65,2% de los estudiantes de todas las etapas educativas. Uriarte ha destacado como una de las grandes sorpresas de la matriculación este curso el incremento en dos puntos de los estudiantes de la FP, a pesar de la mejoría de la situación económica que hacía suponer que un mayor número de jóvenes dejaría las aulas para incorporarse al mercado laboral.

La consejera ha destacado, entre las principales novedades de este año académico, la puesta en marcha de un plan para luchar contra el acoso escolar y otro para mejorar la comprensión lectora, que deberán implantar todos los colegios públicos.

Otoño caliente

La titular de Educación también ha respondido al anuncio de huelgas por parte de los sindicatos abertzales, que reivindican mejoras laborales, más inversión en Educación y sacar el currículum vasco de las aulas. Uriarte ha reiterado que no ve justificadas esas movilizaciones, ya que los docentes vascos «tienen las mejores condiciones laborales» de su sector en todas las comunidades y que Euskadi «duplica» la inversión en enseñanza del resto del Estado

Fotos

Vídeos