Save the Children dice que una de cada diez escuelas vascas puede ser calificada como gueto

Niños entrando en un colegio ajeno a la información publicada./EL CORREO
Niños entrando en un colegio ajeno a la información publicada. / EL CORREO

Según un informe de la ONG, Euskadi es la cuarta comunidad con mayor segregación escolar por motivos socioeconómicos

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

Euskadi es la cuarta comunidad autónoma, detrás de Madrid, Cataluña y La Rioja, con un mayor índice de segregación escolar por nivel socioeconómico del alumnado. Así lo refleja un informe sobre este problema a nivel nacional que ha presentado esta mañana en Bilbao la ONG Save the Children presentado hoy en Bilbao. Con este estudio «queremos visibilizar que en España hay un serio problema de segregación en la escuela» por motivos socioeconómicos. «¿Qué queremos decir con esto? Que cada vez los centros educativos se parecen menos a la sociedad y el alumnado tiende a estudiar separado en escuelas en las que se concentran compañeros que tienen un origen socioeconómico similar al suyo», ha explicado Álvaro Ferrer, especialista en educación y uno de los autores del estudio.

Hay centros educativos en los que este tipo de concentración es tan alto que «podemos calificarlos como guetos». Son aquellos en los que el 50% de los estudiantes vienen de familias en situación económica delicada. La gran mayoría, más del 90%, son públicos. A nivel de toda España, «cuatro de cada diez niños estudia en una escuela en la que el alumnado desfavorecido está sobrerrepresentado y uno de cada diez centros escolares puede ser descrito como centro gueto». Esta última proporción se da también en Euskadi, como ha señalado Eva Silván, directora de Save de Children en Euskadi.

«La realidad de los centros educativos en Euskadi no refleja la heterogeneidad de la sociedad vasca actual», ha señalado. Mientras que el alumnado con perfiles socioeconómicos diferentes se escolariza en centros diversos, «el de mayor desventaja social lo hace en los mismos centros», en los que se da una concentración cada vez mayor. Estos estudiantes «tienen más posibilidades de repetir curso que el resto», entre otros problemas. Además tienen menos oportunidades de cursar estudios universitarios y «presentan peores resultados en PISA».

Se trata de un problema «invisible que la sociedad no acaba de reconocer» pero que además está viviendo una tendencia al alza. Como ha señalado Silván, «veníamos de un periodo, de 2006 a 2009, en el que la segregación escolar en Euskadi había descendido un 2,8%». Después, entre 2009 y 2012, descendió el 0,9%. «Pero en los últimos tres años analizados, entre 2012 y 2015 la segregación ha crecido casi un 10%». ¿La causa? «Que ha sido un problema que se ha desatendido o al que no se le ha prestado la debida atención, lo que nos ha colocado en el cuarto lugar del ranking de comunidades autónomas con mayores niveles de segregación de este tipo», detrás de Madrid, Cataluña y La Rioja. «Euskadi se enfrenta a un tema que urge abordar con toda su complejidad con todas las medidas necesarias», ha añadido. En este sentido, la directora de Save the Children en Euskadi ha considerado una oportunidad que en esta legislatura vaya a salir adelante la nueva Ley vasca de Educación, «en la que estamos a tiempo de incorporar medidas necesarias y eficaces para evitar que las desigualdades sociales se enquisten y tengan consecuencias a corto y largo plazo».

Algunas de las medidas que propone Save the Children son reducir el número de plazas que los centros de alta concentración ofertan una vez cerrado el periodo de matriculación, concienciar a las familias a la hora de elegir centro, establecer zonas de escolarización más amplias que favorezcan la heterogeneidad, destinar los mejores recursos a los centros educativos en los que se da una mayor concentración de alumnado desfavorecido e incentivar al profesorado que trabaja en ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos