El bullying copa cuatro de cada diez llamadas al teléfono de menores del Gobierno vasco

Solo el 8% de los pequeños se atreven a contar los abusos a Zeuz Esan frente al 72% de adultos, que por primera vez son la mayoría de usuarios en este servicio

JOSÉ DOMÍNGUEZ

Los casos de acoso entre menores, el bullying, está presente en cuatro de cada diez de las 436 consultas que desde enero ha recibido el servicio telefónico de ayuda a la infancia y la adolescencia Zeuk Esan (116111). La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha destacado en la presentación de este balance que, sin embargo, sólo el 8% de los pequeños afectados, 23 casos, se han atrevido a desvelar su caso a los profesionales de este servicio, frente al 72% de los adultos que, con 236 peticiones, son mayoría de usuarios por primera vez desde la puesta en marcha de este servicio en octubre de 2010.

Artolazabal, en cualquier caso, ha desvelado también que Zeuk Esan ha detectado también 17 casos que han sido derivados a los servicios sociales al detectarse un posible riesgo para el menor en el ámbito familiar, ya sea por maltrato físico o psicológico. Según ha explicado el coordinador del servicio, Kepa Torrealdea, «suelen ser alertas que realizan desde una madre ante el comportamiento de su pareja a una vecina que ha oído gritar y está asustadisima e incluso abuelas, como la que nos llamó para quejarse de su externo, toxicómano, y su forma de educar a su nieto de dos años».

Más información

Respecto a las 200 llamadas realizadas a Zeuk Esan por menores, lo que más les preocupan son las relaciones (41%), que incluyen no sólo percepciones de acoso sino cuestiones propias de la adolescencia como las relaciones de aceptación grupal, afectivo-sexuales o familiares. Artolazabal ha llamado la atención, además, que en el 45% de los casos, las llamadas tienen que ver «con sentimientos de soledad y/o desazón». El 61% de los menores usuarios menores han sido mujeres, el 55% tienen entre 12 y 15 años, el 40% entre 16 y 18 y solo el 5% menos de 12.

Entre los adultos, sin embargo, la mayoría de las consultas se originan por sospechas «o la confirmación» de que un menor sufre alguna situación de acoso entre iguales, aunque también incluyen preocupación por el malestar psicológico del menor, problemas familaies o cuestiones legales.

Artolazabal ha recordado que, ante cualquier sospecha de que un menor está en un posible riesgo, el servicio Zeuk Esan, «que es gratuito y anónimo, un confidente discreto», pone en marcha su protocolo y alerta a los servicios sociales o, en su caso, a servicios educativos, psicológicos, sanitarios, juridicos o policiales. En cualquier caso, la consejera ha insistido en que además de esta faceta de denuncia, el servicio de atención a la infancia cumple un papel cada vez más importante en el campo de la prevención y el asesoramiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos