Diecisiete heridos, uno grave, tras el choque entre un camión y un autobús en Gipuzkoa

«Esto tenía que pasar», denuncian los usuarios de la línea Donostia-Tolosa, que insisten en que el autocar para en un punto «muy peligroso»

AIENDE S. JIMÉNEZ | A. LERATE

«Esto tenía que pasar». Así de rotundos se muestran los usuarios de la línea de autobús Donostia-Tolosa. Uno de sus vehículos fue ayer arrollado por un camión cuando se encontraba estacionado en la parada situada a la altura del término municipal de Irura, junto al polígono industrial de Katategi, causando un accidente que dejó diecisiete heridos, uno de ellos de gravedad. Y originó un espectacular accidente que mantuvo la carretera N-1 cortada en sentido Irún hasta las once de la noche. Los trabajadores de las empresas del polígono y los vecinos del barrio de Laskibar llevan tiempo denunciando la mala ubicación de la parada de autobús de la que se apean cada día.

El accidente se produjo a las 19.05 horas cuando, por causas que se investigan, el tráiler habría impactado con la parte trasera del autobús de la empresa TSST, integrada en Lurraldebus, que cubre la línea entre Tolosa y San Sebastián, que se encontraba estacionado en la parada.

Como consecuencia del choque, al menos diecisiete personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad y las restantes de carácter leve. Efectivos de la Ertzaintza, servicios de asistencia y bomberos se desplazaron a la zona para prestar asistencia a los heridos y extinguir las llamas, que se apoderaron inmediatamente del camión, cuya carga quedó desperdigada en la calzada.

A consecuencia de la virulencia del impacto, el autobús sobrepasó las vallas de protección de la vía, e incluso las de la urbanización colindante, en cuyos jardines recibieron atención algunos de los pasajeros heridos. Residentes en la zona escucharon tres fuertes explosiones, tras las cuales se extendió una densa humareda que llegó hasta las localidades vecinas, alcanzando incluso Tolosa.

Inicialmente se procedió a cortar la N-1 sentido Madrid, aunque poco después se ha restablecido el tráfico en ese sentido. Los problemas se generaron en la vía en sentido Irún, donde la carretera permaneció totalmente cortada hasta las 23.00 horas y se han producido importantes retenciones.

«¿Cómo puede haber paradas de bus en el arcén de la N-1 en año 2017?»

El accidente generó una oleada de reacciones en Twitter, donde los usuarios de esta línea de autobús insistían en el peligro de la ubicación. «Me parece de indignante que exista una parada en la recta de Irura en plena N-1, habiendo una vía paralela. Lo que tenía que pasar, pasó». Otro usuario también criticaba el lugar en el que se detiene este autobús, señalando: «¿Cómo puede haber paradas de bus en el arcén de la N-1 en año 2017? Tenía que pasar lo que ha pasado hoy en Irura». Otros describían el miedo que pasan los usuarios de esta línea cada día. «Pánico ir por ahí a diario».

Fotos

Vídeos