Y después del frío... llega el viento para despedir el puente y arrancar la semana

El Departamento vasco de Seguridad activará la alerta naranja por viento durante las últimas horas del domingo y la madrugada del lunes/Iñaki Andrés
El Departamento vasco de Seguridad activará la alerta naranja por viento durante las últimas horas del domingo y la madrugada del lunes / Iñaki Andrés

A partir de las 21.00 horas de este domingo se esperan rachas del suroeste de más de 120 kilómetros por hora, por lo que el Gobierno vasco ha activado la alerta naranja

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

El viento va a tomar el relevo al frío en Euskadi en los últimos coletazos del puente y en el inicio de la semana que viene. Las temperaturas serán mucho más templadas este domingo -con máximas de hasta 18 grados en la cornisa cantábrica y mínimas suavísimas en torno a 13, que se desplomarán al día siguiente-, pero este ascenso de los mercurios no tiene nada que ver con una situación apacible: persistirán las lluvias y el viento será muy fuerte, con rachas que podrán alcanzar los 120 kilómetros por hora, incluso en áreas no expuestas. Por ello, el Departamento vasco de Seguridad activará la alerta naranja durante las últimas horas del domingo y la madrugada del lunes.

A partir del mediodía de mañana, entrará en vigor el aviso amarillo por vientos de más de 100 kilómetros de hora en zonas expuestas y de más de 80 kilómetros en áreas no expuestas, especialmente en el oeste de la comunidad autónoma. Pero a partir de las nueve de la noche, la alerta pasará a naranja debido a que el viento del suroeste soplará con más intensidad y las rachas podrían superar los 120 kilómetros por hora, ha advertido Euskalmet, la Agencia Vasca de Meteorología.

Esta situación se prolongará hasta las tres de la madrugada del lunes. A partir de esa hora la alerta naranja bajará un nivel, hasta el amarillo, aunque el viento seguirá soplando fuerte con más de 100 kilómetros por hora durante toda la jornada en zonas expuestas. También el lunes estará activo el aviso amarillo desde las tres de madrugada y durante el resto del día por riesgo marítimo-costero en las dos primeras millas. Ese día se prevé que las olas superen los 3,5 metros de madrugada, los 4 metros durante el día y los 5 metros por la noche.

'Ana' azotará a toda la península y Baleares

Esta situación desapacible será general en toda la península. La 'culpable' es 'Ana', una borrasca que mañana cruzará al norte del mar Cantábrico, llevando vientos muy fuertes, mal estado de la mar y lluvias persistentes sobre buena parte del país durante el domingo y el lunes. Se trata de una borrasca «muy profunda», advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ha decretado mañana la alerta naranja por vientos y lluvias fuertes -así como por intenso oleaje en las zonas costeras- en ocho comunidades autónomas: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla y León y Madrid, así como en las provincias de Cáceres, Toledo, Ciudad Real y Guadalajara.

El bautismo de las borrascas atlánticas

La borrasca que viene lleva el nombre de 'Ana' porque las agencias meteorológicas portuguesa, francesa y española han decidido 'bautizar' a todos los fenómenos de este tipo susceptibles de causar daños significativos en bienes y personas en alguno de los tres países, vengan acompañados o no de una ciclogénesis explosiva. Las siguientes que vengan recibirán los nombres de Bruno, Carmen, David, Emma, Felix y Gisele. De momento, las citadas agencias meteorológicas solo han decidido poner nombre a las borrascas atlánticas, no las mediterráneas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos