El despegue

El despegue
Manuel Alcántara
MANUEL ALCÁNTARA

Se ha quedado sin plazo Cataluña para formar nuevo Gobierno, pero se ofrecen varias opciones para desbloquear la situación, pero ninguna la desbloquea hasta más tarde o hasta nunca. En todo caso, los votantes están dispuestos a abrir la puerta para que la oposición entre y pueda elegir presidente de la Generalitat o disolver, como un azucarillo amargo, el Parlament y convocar nuevas elecciones. Si se ha despegado Ciudadanos ha sido por el trasvase en masa del PP, pero también le ha venido bien el cambio de opinión de votos de los socialistas. Sólo las piedras son inconmovibles si no las toca nadie, pero las personas varían según los acontecimientos. Según las encuestas más creíbles, la carrerilla de Ciudadanos se debe al parón de los partidarios de Rajoy. Hace unos días, el llamado prófugo de Flandes conmemoró, o más exactamente celebró, su exilio. La verdad es que le va bien. Los que no tenemos el disgusto de conocerle observamos que en las fotografías sale cada vez más alegre y debemos reconocer que la alegría es un don, aunque venga del cielo de Bélgica.

Nosotros estamos atareados con problemas gramaticales. ¿Se puede o se debe de decir ‘portavoza’? El feminismo nacionalista se ha hecho regionalista, pero el tema fundamental es el ahorro porque no sabemos guardar una parte de lo que nos falta y esa imprevisión pone en peligro las pensiones. Por muy cutres que sean, más vale algo que nada, porque algo es nada cuando quiebren las previsiones y ahora estamos preocupados con revisar la pena permanente. Como dice la copla popular, es una pena tan mala que algunos no quieren que se la quitaran. Anteayer, el Consejo de Mininistros amplió a trece el número de delitos sobre los que se pondría este tipo de condena. Siempre son peores que las alianzas. Sean las que sean.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos