El desgarrador mensaje del padre de Marta del Castillo: «Soy culpable de haberla traído al mundo»

Antonio, con su hija Marta. /
Antonio, con su hija Marta.

Antonio del Castillo publica una contundente carta recordando a su hija en el día de su cumpleaños: «En este país la palabra justicia está vacía de contenido y sin valor»

ELCORREO.COM

Antonio del Castillo, el padre de Marta, asesinada el 24 de enero de 2009 y que ayer habría cumplido 26 años, ha publicado una carta en sus perfiles de redes sociales en los que dice ser «culpable de haberla traído al mundo».

En el texto de la breve carta, Del Castillo lamenta que sufrió «una vida truncada por los de siempre, gentuza indeseable que cuando los pillan se les llena la boca aclamando por sus derechos, derechos que poseen los malos y no las víctimas». «Yo, su padre, soy culpable, por haberlas traído al mundo en un país donde la justicia está viciada», ha explicado. Ha señalado que hay una frase que dice que «hay hombres malos porque los hombres buenos no hacen nada», lo que califica de «una gran verdad».

Antonio del Castillo ha dicho que está «muy cansado de esperar, de ser políticamente correcto, de soportar infamias, y vejaciones de mentiras impunes de más de ocho años sin descanso, de no poder llevar flores a mi hija».

Este ese el mensaje completo:

"Hoy es el cumpleaños de Marta, 26 años toda una mujer. Vida truncada por los de siempre, gentuza indeseable que cuando los pillan se les llena la boca aclamando por sus derechos, derechos que poseen los malos y no las víctimas. Yo su padre soy culpable, por haberlas traído al mundo en un país donde la justicia está viciada, donde la palabra justicia está vacía de contenido y sin valor, un símbolo que ni es ciego, ni independiente y tampoco es justa. Hay una frase que dice así " hay hombres malos porque los hombres buenos no hacen nada" es una gran verdad. Estoy muy cansado de esperar, de ser políticamente correcto, de soportar infamias, y vejaciones de mentiras impunes de más de ocho años sin descanso, de no poder llevar flores a mi hija. Solo espero que si algún día mi actitud cambia de postura podáis perdóname y entenderme. Ya solo quiero hacer uso de lo poco que me queda y es desearle a mi hija Marta un feliz cumpleaños, donde esté".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos