Cuatro niños y seis adultos, intoxicados por el gas de una putxera en un local de Castro

Imagen de archivo de la cámara hiperbárica de Valdecilla/CELEDONIO MARTÍNEZ
Imagen de archivo de la cámara hiperbárica de Valdecilla / CELEDONIO MARTÍNEZ

Los diez fueron trasladados a la cámara hiperbárica de Valdecilla y han recibido el alta esta mañana, en una noche intensa en este servicio hospitalario, con otra media docena de intoxicados llegados de Aranda de Duero y Oviedo

MARIÑA ÁLVAREZ

Cuatro niños y seis adultos resultaron intoxicados anoche por monóxido de carbono en un local de Castro, al parecer por el gas que desprendía una putxera con la que estaban cocinando dentro del habitáculo, apenas ventilado por una pequeña ventana.

Estas diez personas, miembros de tres familias del municipio, acudieron con los primeros síntomas de intoxicación al hospital de Laredo al observar que los menores comenzaban a sentir dolores de cabeza, uno detrás de otro. Fueron en sus coches particulares pero, tras una primera valoración de su estado, desde Laredo se dio aviso al 061 para que todos fueran trasladados a Valdecilla para pasar por la cámara hiperbárica. Se organizó un convoy con tres ambulancias para llevarlos hasta Santander, donde han pasado parte de la noche sometiéndose a la terapia.

Según ha podido El Diario Montañés, los diez afectados (una niña de nueve años de edad, tres niños de 12 y 13 años, tres mujeres de 40, 51 y 52 años y tres hombres de 43, 51 y 52 años) salieron de Valdecilla de madrugada con destino otra vez al hospital de Laredo, donde recibieron el alta esta mañana tras responder de manera favorable a este tratamiento de choque a base de oxígeno puro en alta presión para limpiar el monóxido de carbono en sangre.

Esta ha sido una noche intensa en la cámara hiperbárica de Valdecilla, a la que también han llegado cuatro intoxicados procedentes de Aranda de Duero (Burgos) por una calefacción de carbón y otros dos de Oviedo por una calefacción de gas.

Valdecilla es centro de referencia del Norte de España en esta terapia. De ahí que a Cantabria sean desplazados pacientes del País Vasco, Navarra, Rioja, Asturias o Castilla y León, comunidades que no disponen de este equipamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos