El Congreso rechaza el intento del PP de recortar la ley LGTBI

La federación estatal que representa a estos colectivos vetará a los populares en la manifestación del Orgullo salvo que rectifiquen

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

El Congreso de los Diputados rechazó hoy el intento del PP de recortar el contenido de la proposición de ley contra la discriminación del colectivo LGTBI que el propio pleno admitió a trámite el pasado mes de septiembre.

La oposición al completo se unió para tumbar en el pleno de la Cámara baja la enmienda a la totalidad con texto alternativo que había presentado el PP y dedicó duras críticas a la bancada popular, por considerar que se trataba de un intento de vaciar la amplia batería de medidas por la igualdad de homosexuales, gais, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales que contiene el texto original y una ofensa contra los derechos de estos colectivos.

La proposición de ley inicial, presentada por Unidos Podemos, pero elaborada por la federación estatal que engloba a todos estos colectivos, continuará ahora su tramitación parlamentaria, con la presentación y debate de las enmiendas al articulado en comisión y la vuelta al pleno para su aprobación. La iniciativa fue admitida a trámite en septiembre con el respaldo de todo el hemiciclo salvo el del PP, que se abstuvo.

De hecho, la federación estatal LGTBI declaró, a través de su presidente, Jesús Generelo, que la propuesta del PP desnaturalizaba la que presentaron y anticipó que, salvo que el PP rectifique y termine por apoyar la ley en trámite, no les invitarán a la manifestación del Orgullo de este año, «porque no se puede estar en misa y repicando». Indicó que se sienten traicionados por los populares, a los que de hecho en 2017 invitaron por vez primera a esta marcha después de comprometerse por escrito a apoyar la ley que ahora rechazan.

Los populares justificaron su propuesta alternativa por considerar que el texto de Podemos y la federación contenía «barbaridades» y porque, de forma especial, estaban en total desacuerdo con que el proyecto autorice a los transexuales mayores de 16 años a operarse para el cambio de sexo sin precisar permiso paterno y a los jóvenes en la misma situación a hormonarse desde la pubertad también sin necesitar autorización de los padres.

Este fue uno de los aspectos que estuvo presente en el pleno, pues todos los grupos recordaron a Ekai, el joven transexual de 16 años de Ondarroa (Vizacaya) que se quitó la vida hace una semana a la espera de que le permitiesen iniciar el tratamiento hormonal que deseaba.

Pero la propuesta del PP, aunque no lo destacaron, también suprimía otra serie de medidas que eran fundamentales en la ley que ahora sigue su trámite. Como la que pregona la autodeterminación a la hora de la elección de género, con lo que permite que cualquier transexual -incluidos los menores de edad- pueda cambiar su sexo y nombre en el registro sin el examen psiquiático y el tratamiento que ahora se les exige, o también la que autoriza a las parejas de lesbianas a inscribirse como madres del hijo de una de ellas aunque no estén casadas. El texto popular tampoco garantiza el derecho de todas las mujeres a someterse a las técnicas de reprodución asistida en centros públicos con independencia de su orientación sexual, pese a que algunas comunidades excluyen de este tratamiento a lesbianas y solteras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos