Cinco senadores del PP ganan «un pellizco» del 'cuponazo' con un número acabado en 155

El cupón agraciado./ONCE
El cupón agraciado. / ONCE

Lo compraron el mismo día que el Senado aprobó la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña

Yolanda Veiga
YOLANDA VEIGA

Salvo la extraterrestre del anuncio del 'Gordo' de Amenábar, que se confía a la suerte sin intermediarios, el resto tratamos de 'encaminar' el azar. A ver si el 13, los dos patitos, la niña bonita... Este año la terminación más codiciada para el sorteo de la salud es el 155. La excepcional aplicación de este artículo de la Constitución en Cataluña ha convertido a esta combinación de tres números en una suerte de talismán y debe haber pocas administraciones que tengan algo a estas alturas. Ya por delante, que vayan las cifras que sean.

¿93155, por ejemplo? Pues no suena mal, debieron pensar los cinco senadores del Partido Popular que se animaron a tentar a la suerte precisamente aquel día. Era 27 de octubre, el Senado acababa de aprobar la propuesta del Gobierno de Mariano Rajoy para la intervención en Cataluña, y los cinco senadores del PP -cuatro de ellos andaluces y otro cuyo origen no ha trascendido- hacían tiempo en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid hasta que llegara el vuelo de vuelta a casa. Por costumbre, por pasar el rato o por lo que sea, 'echaron' el cupón de la ONCE: el 93155, por aquello de seguir con la dinámica del día.

Habría quedado en anécdota para contar -y en papel mojado- si aquel número no llevara premio: 100.000 euros -que son 200.000 si en lugar de jugar el cupón normal de 3 euros se juega el cupón XXL que cuesta 5 euros-. Porque el 93155 coincidió con uno de los llamados 'seis premios' adicionales que tiene el 'cuponazo' de los viernes, una especie de generoso premio de consolación para el que no se lleve el grande: los 9 millones del primer premio (15 si se ha jugado la versión XXL).

No ha trascendido si apostaron a lo económico o a lo grande, ni si compartieron décimo o cada uno llevó uno. En el 'peor' de los casos, si compraron uno para cinco, les tocó a 20.000 euros por cabeza, que restado el 20% que se queda Hacienda quedaría en 16.000. Si apostaron uno cada uno se habrían embolsado 80.000. Estas cifras son acertando el número y la serie (la 115 ese 27 de octubre), que es lo que parece que acertaron. Ya que en caso de haber ganado solo el número sin serie el premio ya sí que queda en anécdota: 300 euros.

Los senadores agraciados, que han logrado mantener el secreto de su curiosa fortuna un mes largo, no han desvelado cuánto se llevaron. Se dice que ha sido un «pellizco», pero eso es un abanico muy amplio. Y en su círculo aseguran que no les dará para retirarse, pero es que en esto también el abanico de 'necesidades' varía. Lo único que han contado es que compraron ese número «porque les hizo gracia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos