Una nave de la NASA utiliza la Tierra para alcanzar el asteroide Bennu

Una de las sedes de la NASA./Efe
Una de las sedes de la NASA. / Efe

Pasó a sólo 17,237 kilómetros de la Antártida, justo al sur de Chile, antes de seguir una ruta hacia el norte sobre el Océano Pacífico

EUROPA PRESSMadrid

La astronave que la NASA lanzó hace un año para traer muestras de un asteroide ha sobrevolado la Tierra para ganar aceleración, cambiar de plano orbital y alcanzar su destino en 2018.

Tal y como estaba previsto, la nave OSIRIS-REx utilizó con éxito la gravedad de la Tierra el 22 de septiembre para lanzarse a sí misma en un camino hacia el asteroide Bennu, para una cita el próximo agosto. Para conseguir la aceleración, la nave pasó a sólo 17,237 kilómetros de la Antártida, justo al sur del Cabo de Hornos, Chile, antes de seguir una ruta hacia el norte sobre el Océano Pacífico.

OSIRIS-REx fue lanzada desde Cabo Cañaveral en Florida el 8 de septiembre de 2016, en un cohete Atlas V 411. Aunque el cohete proporcionó a la nave espacial todo el impulso necesario para propulsarlo hacia Bennu, OSIRIS-REx necesitaba un impulso adicional de la gravedad de la Tierra para cambiar su plano orbital. La órbita de Bennu alrededor del Sol está inclinada a seis grados de la órbita terrestre, y esta maniobra cambió la dirección de la nave espacial para ponerla en el camino hacia Bennu.

Como resultado del sobrevuelo, el cambio de velocidad a la nave espacial fue 3.778 kilómetros por segundo.

"El encuentro con la Tierra es fundamental para nuestra cita con Bennu", dijo Rich Burns, director de proyecto de OSIRIS-REx en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland. "El cambio de velocidad total de la gravedad de la Tierra excede con mucho la carga total de combustible del sistema de propulsión OSIRIS-REx, por lo que estamos realmente aprovechando nuestro vuelo terrestre para hacer un cambio masivo en la trayectoria de OSIRIS-REx, cambiando específicamente la inclinación a la órbita de Bennu".

El equipo de la misión también ha utilizado el sobrevuelo de OSIRIS-REx como una oportunidad para probar y calibrar los instrumentos de la nave espacial. Aproximadamente cuatro horas después del punto de aproximación más cercano, y en tres días subsiguientes durante las próximas dos semanas, los instrumentos de la nave espacial se encenderán para escanear la Tierra y la Luna. Estos datos se utilizarán para calibrar los instrumentos científicos de la nave espacial en preparación para la llegada de OSIRIS-REx a Bennu a finales de 2018.

"La oportunidad de recopilar datos científicos durante las próximas dos semanas proporciona al equipo de la misión OSIRIS-REx una excelente oportunidad para practicar para las operaciones en Bennu", dijo Dante Lauretta, investigador principal de OSIRIS-REx en la Universidad de Arizona, Tucson.

La nave espacial OSIRIS-REx está actualmente en un viaje de siete años para encontrarse con, estudiar y devolver una muestra de Bennu a la Tierra. Esta muestra de un asteroide primitivo ayudará a los científicos a comprender la formación de nuestro sistema solar hace más de 4.500 millones de años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos