Cursos de formación espacial contra la desconfianza 'influencer'

El astronauta Matthias Maurer recoge muestras geológicas en Lanzarote./EFE
El astronauta Matthias Maurer recoge muestras geológicas en Lanzarote. / EFE

El astronauta Pedro Duque ha apadrinado un proyecto sobre geología de Marte y un congreso de ingenieros, justo después de tener un rifirrafe con un 'youtuber' escéptico

DANIEL CABORNEROMadrid

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) se ha mostrado muy satisfecha con el rendimiento obtenido en Lanzarote como campo de pruebas para misiones interplanetarias, en concreto para futuras exploraciones en la Luna, en Marte o incluso en asteroides como ‘Oumuamua, que recientemente ha visitado nuestro sistema solar.

Por este motivo, algunos de sus responsables planean habilitar una base en la isla del archipiélago canario para ensayar cómo responderían sus astronautas, en condiciones de aislamiento, a un viaje de año y medio a Marte sin posibilidad de ayuda externa.

La idea ha surgido tras la última etapa del proyecto Caves & Pangaea, con el que la ESA ha impartido un curso sobre geología, equipos topográficos avanzados y exploración cuasi marciana entre volcanes, cuevas y túneles formados por lava; todo ello, para disfrute y aprendizaje de 50 personas, con representación de cuatro agencias espaciales y 18 organizaciones en cinco localizaciones distintas.

"Ofrecemos las últimas tecnologías en instrumentación, navegación, detección remota, elaboración de imágenes 3D y equipamiento geocientífico", ha explicado Loredana Bessone, directora del Pangaea. "Las pruebas en un entorno real con tantas analogías geológicas nos permitirán aprender mucho más que con cualquier posible simulación artificial", ha añadido el geólogo Francesco Sauro, director del curso.

El astronauta español Pedro Duque ha ejercido como comunicador de tripulación desde el 'control de tierra' para la italiana Samantha Cristoforetti, también astronauta y gestora del Pangaea. "Los astronautas debemos desarrollar habilidades propias de los geólogos de campo para obtener datos. También tenemos que aprender cómo comunicarnos entre nosotros de forma eficiente", ha dicho Duque.

Las «falacias» de un 'youtuber'

Él mismo ha abordado los retos de la exploración espacial con una charla en Madrid durante el II Congreso de Ingeniería Espacial, organizado por el Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (COIAE). Unas iniciativas que han reforzado la postura crítica del astronauta español hacia 'influencers' que dudan de certezas científicas y que usan "falacias" para engatusar a sus seguidores.

Pocos días antes de los eventos en Lanzarote y en Madrid, Duque había tenido un rifirrafe por Twitter con Oliver Ibáñez, un 'youtuber' con casi 92.000 suscritores que aseguró que la Tierra es plana y que "la Luna no es una esfera de tierra firme flotando en el espacio exterior". Ibáñez incluso se ha jactado con otro vídeo de "la polémica respuesta" que le dio al astronauta.

Duque también ha opinado este jueves sobre la reciente celebración de un congreso en Estados Unidos con adeptos a la teoría de la Tierra plana. "Tenemos suerte de que la gente que ha caído en este engaño son pocos y no es un fenómeno grave desde el punto de vista social", ha manifestado el cosmonauta español, convertido involuntariamente en el gran defensor de la astronomía frente a la desconfianza 'influencer'.

Ese escepticismo propicia experimentos a veces tan surrealistas como el del estadounidense Mike Hughes, un conductor de limusinas y apodado ‘El Loco’ que a sus 61 años intentará volar sobre California con un cohete propulsado a vapor y construido en su garaje a partir de piezas de repuesto, con el objetivo de desmontar la idea de que la Tierra es una esfera. Peligrosa excentricidad la suya.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos