¡Choca esos seis! Ya es posible tener otro pulgar

Una diseñadora neozelandesa fabrica una prótesis que facilita las tareas para las que los cinco dedos no son suficientes

EL CORREO

Hasta ahora las prótesis se creaban únicamente para reemplazar partes del cuerpo, pero Dani Clode, una diseñadora neozelandesa, ha fabricado un pulgar extra para facilitar las actividades diarias y ayudar a nuestro débil dedo meñique. Llamado 'tercer pulgar' ('The Third Thumb Project'), se trata de prótesis creada a partir de una impresora 3D que cuenta con dos puntos de articulación y un sencillo mecanismo de sujeción. Los movimientos de este dedo artificial son controlados por sensores instalados en los zapatos, permitiendo controlar el pulgar con los pies vía señales Bluetooth.

«El proyecto no es para reemplazar partes del cuerpo, sino para convertir la mano en una herramienta», explica el vídeo publicitario del proyecto, donde también se muestra cómo sostener cuatro copas al mismo tiempo con la ayuda del pulgar artificial, tocar la guitara o jugar a las cartas de manera más fácil y ágil.

La idea de Clode ha sido reconocida con el premio Helen Hamlyn, del Royal College of Art de Reino Unido, por su creatividad. La diseñadora también se ha destacado por crear otros proyectos pintorescos, como un sistema de iluminación residencial que 'captura' la luz solar y la trasmite por fibra óptica, filtrando los rayos ultravioleta pero a la vez permitiendo que las plantas realicen la fotosíntesis, o una máquina casera para crear anillos personalizados

Fotos

Vídeos