Lai Chi-wai, el hombre que escaló una montaña en silla de ruedas

El escalador asciende con su silla por la ladera de la montaña.'/AGENCIAS
El escalador asciende con su silla por la ladera de la montaña.' / AGENCIAS

El 9 de diciembre de 2011 tuvo un accidente de moto que le dejó parapléjico y terminó con su carrera como escalador profesional, pero nunca se rindió

BEATRIZ GARNÁNDEZ

Lai Chi-Wai era toda una promesa en Hong Kong en el ámbito de la escalada. De hecho, se había proclamado cuatro veces campeón en el 'Campeonato Asiático de Escalada en Roca' y en su país le auguraban un gran futuro en este deporte. Sin embargo, la mala suerte se coló en su camino y el 9 de diciembre de 2011 tuvo un accidente que le dejó postrado a una silla de ruedas. La noticia cayó como un jarro de agua fría sobre el joven escalador, de 28 años, que decidió afrontar la vida de otra manera.

«Cuando me desperté ya estaba en el hospital y había sido operado. Los médicos me dijeron que estaba paralizado de cintura para abajo y que tendría que estar toda mi vida en una silla de ruedas», recalcó el escalador después del accidente.

En 2014 anunció que volvería a escalar el 'Lion Rock', pero esta vez, junto a su silla de ruedas. Sus amigos se sorprendieron al conocer el reto, ya que nunca nadie antes lo había conseguido. El nacimiento de su hijo le animó a perseguir aún más su pasión.

Y el 9 de diciembre de 2016, cuando se cumplían cinco años desde aquel fatídico accidente, Lai Chi-Wai consiguió coronar la cima de la montaña en un claro ejemplo de superación. Fue el primer parapléjico en conseguirlo. Una roca de granito de 500 metros de altura no fue suficiente para frenar a este escalador asiático.

Después de superar el reto, el joven escalador escribió en su página de Facebook: «He logrado mi meta. Dije que escalaría el Lion Rock y lo acabo de hacer ahora mismo. En mitad de la noche del 9 de diciembre de 2011 tuve un accidente de tráfico y quedé sin movilidad en las piernas. Cinco años después, he escalado la cima del Lion Rock. Una vez más, estoy sentado sobre la montaña».

Al conocerse la noticia, muchos fueron los que felicitaron al escalador por su capacidad de superación. Incluso escaladores profesionales avalaron su hazaña y señalaron que era una montaña con una gran dificultad y que los escaladores necesitaban un gran entrenamiento para conseguirlo.

Un ejemplo de superación y una hazaña que le valió para estar nominado a los Premios Laureus al mejor momento deportivo en 2017. A día de hoy, Lai Chi-Wai sigue entrenando en rocódromos y haciendo lo que más le gusta: escalar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos