El centro de Otxarkoaga atribuye a un trabajador externo el fraude en cursos de formación

Ha sido investigado para saber si ha habido suplantaciones de identidad de alumnos para cobrar subvenciones

IZASKUN ERRAZTI

La Escuela Profesional Otxarkoaga de Bilbao atribuye a un trabajador ajeno al centro el fraude de los cursos de formación contratados por Lanbide, por el que ha sido investigada junto con otros dos centros para verificar si se han producido suplantaciones de identidad de alumnos para cobrar subvenciones públicas de forma irregular. Según explican sus responsables a través de un comunicado, la persona en cuestión trabajaba para una asociación externa, que realizaba parte del seguimiento administrativo de los programas. «Fue llamada a declarar y se confesó responsable única de las firmas irregulares, que se recogen para controlar la asistencia del alumnado a las clases», subrayan. El pasado 5 de mayo fue despedida por su empresa.

Fue en enero cuando, en uno de los 15 cursos organizados por Lanbide en la escuela, un técnico del Servicio Vasco de Empleo detectó que un alumno que quería inscribirse en una especialidad «ya figuraba en las listas de asistencia». La Ertzaintza abrió de inmediato una investigación y trasladó el caso al juzgado de instrucción. Según la Escuela Profesional Otxarkoaga, «no tenía» conocimiento previo de estos hechos, y se puso entonces a disposición de Lanbide «para facilitarle la información disponible y colaborar en todo lo necesario». Además, procedió «al reintegro solicitado» por Lanbide. El caso no afectó al resto de los cursos formativos organizados, explican en el centro, que se impartieron «en su totalidad».

El Servicio Vasco de Empleo ha recuperado ya las cantidades concedidas a los tres centros investigados, que ascienden a más de 300.000 euros. No obstante, algunos fuentes elevan a un millón la cuantía de la estafa por las ayudas correspondientes a varios ejercicios.

Fotos

Vídeos