Da a luz a un bebé de 6,3 kilos sin cesárea ni epidural

Imagen del bebé difundida por medios rusos de una cuenta de Instagram local./
Imagen del bebé difundida por medios rusos de una cuenta de Instagram local.

El parto ha tenido lugar en Rusia y la madre se encuentra bien pese al titánico esfuerzo

RAFAEL M. MAÑUECOCorresponsal. Moscú

Aunque el récord está en 9 kilogramos, traer al mundo a una niña de 6,3 kilos sin anestesia epidural ni cesárea es todo una proeza. Eso es lo que ha ocurrido en la localidad rusa de Daguestánskie Ogní, en la república norcaucásica de Daguestán. La madre tiene 42 años y es ya su quinto hijo. Pero ni ella, que se encuentra bien pese al titánico esfuerzo, ni su marido desean darle bombo al acontecimiento. Se niegan a hacer declaraciones a la prensa y todo lo que se sabe del parto procede de las escuetas informaciones difundidas por el Departamento de Sanidad local.

Este bebé 'gigante', así se cataloga a todos los que superan los 5 kilos, se encuentra bajo una estricta vigilancia médica. Según el diario Kavkaz Post, los pediatras han detectado problemas en el oído de la recién nacida y alertan sobre la posibilidad de que «surjan otras complicaciones en los próximos días», incluida la posibilidad de tensión alta.

Todo debido a la enorme dificultad con la que se abrió paso a través del canal vaginal de su madre. Los galenos rusos sostienen que un peso normal para un neonato está en los 4,5 kilos y 6 es algo ya «patológico y peligroso para la madre». Tales tamaños en los niños suelen darse, no sólo por razones genéticas, sino también cuando los padres tienen niveles altos de glucosa en la sangre.

Daguestánskie Ogní, pequeña localidad situada junto a la costa del mar Caspio y a pocos kilómetros al norte de Derbent, no se puede decir que sea un lugar remoto, pero si algo aislado. Hay muchos más casos en Rusia de mujeres que dan a luz sin ningún tipo de asistencia médica en poblados siberianos situados a más de 100 kilómetros del hospital más próximo.

67 centímetros de altura

El pasado verano, en la ciudad de Taraz (Kazajstán) nació también una niña de más de 6 kilos, que además tenía una altura de 67 centímetros. Era el tercer vástago de Aliona Premushka, de 29 años. Parió también de forma natural y, pese a las complicaciones iniciales, la pequeña se recuperó muy pronto.

Premushka cuenta que sabía que el parto iba a ser «duro» y daba por hecho que habría que recurrir a la cesárea. Pero, señala en unas recientes declaraciones al canal de televisión 'Astaná', «todo salió bien y sin operación». Según sus palabras, «los médicos me dijeron que de 5 kilos para arriba aumenta la probabilidad de que haya que practicar una cesárea».

En la víspera del Año Nuevo, nació en una de las maternidades de Moscú un niño de 5 kilos y, el pasado 11 de enero, otro de casi 7 en un pueblo de la región ucraniana de Zaporózhets, el octavo que tiene ya la pareja, que se preguntaba si tal tamaño «será o no bueno para su desarrollo futuro, sus habilidades y potencial». El récord mundial de niños 'gigante' lo tiene Indonesia, en donde, en 2016, vino al mundo uno de 9 kilos de peso. Su madre tenía entonces 41 años y era su tercer retoño.

Mientras, en Rusia sigue descendiendo la natalidad. En 2017, cayó 10,9 puntos en comparación con el año anterior. El año pasado, sin embargo, el número de matrimonios registrados alcanzó 1,049 millones, 63.900 más que en 2016. Los divorcios además disminuyeron.

Temas

Rusia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos