Los 629 inmigrantes del 'Aquarius' llegarán a Valencia con la ayuda de dos barcos militares italianos

El 'Aquarius' tardará tres días en llegar a Valencia./EFE
El 'Aquarius' tardará tres días en llegar a Valencia. / EFE

El barco humanitario había descartado anoche ir a España por el riesgo de la travesía

EFE

El barco Aquarius que gestionan Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée transferirá a dos barcos italianos de rescate a 500 de los 629 migrantes que tiene a bordo para después partir juntos hacia España, país que ha ofrecido los puertos de Valencia y Mallorca como lugares seguros para realizar el desembarco.

Esta es la «intención» de las autoridades de rescate italianas, después de que el Gobierno de aquel país se negase este lunes a permitir el desembarque de los migrantes rescatados en su territorio, según han informado Médicos Sin Fronteras en su cuenta de Twitter y el médico de abordo y portavoz en el Aquarius Aloys Vimard en declaraciones a Onda Cero. «La intención y el plan actual es transferir a 500 personas en dos barcos italianos (militares) de manera que 129 se quedarían aquí y todos juntos navegaremos a salvo a Valencia. Estamos muy cansados, pero también hay mucha gente aquí con ansiedad y frustrados y esperemos pronto poder llevarlos a un puerto seguro«, ha señalado Vimard.

Personal de Emergencias Italia y de Médicos sin Fronteras están trasladando desde lanchas al barco cajas con alimentos, como fruta fresca y productos empaquetados, junto a medicamentos. La ONG sanitaria trasladó ayer su preocupación por el estado de salud de algunos de los migrantes, entre ellas siete embarazadas que están «en buenas condiciones», pero cuya situación es «vulnerable» y podría empeorar en las próximas horas.

La mayoría tienen «síntomas generalizados, como fatiga, deshidratación, dolores musculares, de cabeza y mareos», pero las condiciones de «estrés» y «hacinamiento» harán que muchos empeoren durante las próximas horas, han advertido los sanitarios. Además, una veintena de personas presentan quemaduras químicas, debido a la mezcla de agua salada con combustible.

Médicos Sin Fronteras pide «poner la seguridad de las personas por encima de las políticas» y recuerda que este plan significará que personas rescatadas «que ya están exhaustas», pasen cuatro días más de viaje marítimo. «La mejor opción sería desembarcar a las personas rescatadas en el puerto más cercano para que después, puedan ser transferidos a España o a cualquier otro país seguro para su protección y su proceso legal», insiste la organización humanitaria, que viene recordando que el barco se encuentra a 700 millas de Valencia, pero a menos de 30 de los puertos de Italia o Malta.

El Aquarius se encuentra detenido en el Mediterráneo desde el pasado domingo con las 629 personas que habían rescatado en las dos jornadas anteriores porque el Gobierno de Italia, cuyas autoridades de rescate habían transferido al barco humanitario a parte de esos migrantes, negó autorización para su desembarque en puertos italianos.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, tomó ayer su primera gran decisión política de carácter social como presidente del Gobierno ofreciendo formalmente que el Aquarius desembarcase en el puerto de Valencia, ciudad que se había ofrecido, pero inicialmente Médicos sin Fronteras y SOS Mediterranee descartaron esta alternativa, habida cuenta de la sobrecarga de ocupantes del barco, la distancia del trayecto y las condiciones climatológicas, que empeorarán en los próximos días.

Entre las personas que viajan a bordo hay 123 niños, 11 bebés y siete embarazadas, y personas que en todo caso, necesitan atención tras haber sobrevivido al paso por Libia y el viaje en embarcaciones precarias por el Mediterráneo.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos