Los arrantzales claman contra las flotas de Francia e Irlanda por faenar sin control

Frente a la pesca artesanal del bonito por parte de la flota vasca, la francesa e irlandesa lo hacen con redes pelágicas. / AZTI

Denuncian que tiran grandes cantidades de bonito muerto al mar, además de arrasar especies como las tortugas, delfines y ballenas

MIRARI ARTIME

La campaña del bonito del norte toca a su fin. Pero ante la amenaza continua, los arrantzales claman contra la flota pelágica francesa e irlandesa que faena sin control. «Arrojan grandes cantidades de pescado muerto al mar, en su mayoría bonito joven para no consumir cuota y nos dejan sin capturas», denunciaba ayer el presidente de la Federación de Cofradías de Bizkaia, Iñaki Zabaleta. «Utilizan artes ciegas, nada selectivas, que arrastran con todo lo que encuentran a su paso, con un gran volumen de descartes que superan claramente lo permitido por Bruselas, pero no hacen nada para impedirlo», añadió el cofrade mayor de Bermeo.

Los pescadores aseguran que si los barcos galos e irlandeses continúan utilizando el arrastre pelágico, el bonito -uno de los principales recursos de la flota de bajura del Cantábrico- desaparecerá en poco tiempo. «Nosotros, los pescamos uno a uno, con un descarte cero, es decir, no arrojamos ejemplares muertos al agua», señaló.

«Ellos no pierden tiempo en buscar el bonito, se limitan a seguir a nuestros barcos. De noche, largan sus redes e infligen un serio castigo a los bancos de pesca, de manera que a la mañana siguiente los ejemplares han desaparecido y tenemos que volver a empezar», aseguraron varios patrones de Bermeo.

Desde el sector denuncian que frente a las técnicas tradicionales de la flota vasca, más sostenibles y respetuosas con el ecosistema marino, los franceses e irlandeses llevan los dos últimos años en el límite de las 12 millas náuticas de aguas españolas operando con artes pelágicas. «Se trata de una agresiva modalidad muy poco selectiva que también provoca el apresamiento de especies no comercializables y protegidas, como tortugas, delfines y ballenas», recalcaron. Los arrantzales lamentan que la Unión Europea permita la utilización de este tipo de técnicas, que en España están totalmente prohibidas.

14.196 toneladas es la cuota que le corresponde a la flota del Cantábrico y a la de Canarias para la costera del bonito de este año. LA CIFRA

Representantes del sector han enviado vídeos a Bruselas en los que se documentan sus quejas DENUNCIA ANTE LA ue

Pescado «machacado»

Aunque se trata de métodos distintos, los marineros no pueden evitar acordarse de la conocida como ‘guerra de las volantas’ de la década de los 90, que tuvo su punto álgido con la captura del buque francés ‘La Grabielle’ y su posterior traslado hasta el puerto de Burela, en Lugo. Allí se demostró el uso de redes ilegales y la captura de todo tipo de especies. «En este caso son legales, pero la comunidad europea tiene que verificar y controlar si es un aparejo de pesca responsable o no y si hay que seguir permitiéndolo», insisten desde la federación de cofradías guipuzcoanas. «Nadie sabe los descartes de todas las especies que generan estas dos flotas. Con cuotas mucho menores a las nuestras siguen pescando, vendiendo en lonjas de aquí mientras nosotros tenemos que amarrar», añadieron.

Decretan el cierre de la costera del bonito para el jueves

La Dirección General de Ordenación Pesquera del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha decretado el cierre «precautorio» de la pesquería de bonito del norte a partir de las doce de la noche del jueves. La decisión se produce «tras analizar los datos actuales de capturas de la especie al norte del paralelo 5ºN y el consumo medio diario de la flota», según se recoge en la orden remitida a las cofradías. Ante esta medida, aceptada con resignación «porque hasta hace dos años nunca se cerraba la costera», los arrantzales apuran las últimas jornadas de una temporada que en términos generales ha resultado positiva -tanto para la cacea como para el cebo vivo- en cuanto al volumen de capturas y al precio medio de venta del pescado.

La cuota de esta especie para la flota española asciende a 14.196 toneladas y el pasado lunes se llevaban descargadas alrededor de 12.821 tanto en los puertos del Cantábrico como en Canarias. Las cofradías de Bizkaia y Gipuzkoa han registrado la entrada de algo más de 4.500 toneladas con un precio medio de 3,87 euros el kilo, once céntimos más que el alcanzado el año pasado y 45 céntimos más caro que hace dos. Bermeo ha sido uno de los puertos donde más cantidad se ha comercializado, con 645 toneladas cotizadas a una media de 3,93 euros. En Ondarroa, por su parte, se han contabilizado 585 toneladas a cuatro euros de media.

«Al igual que el año pasado, el bonito ha entrado de lleno en el Cantábrico y casi todas las capturas las hemos obtenido en estas aguas, mientras que en el Atlántico y en zonas próximas a Irlanda apenas hemos encontrado nada», señalaron varios marineros bermeanos a este periódico. No obstante, las partidas de piezas grandes de más de siete kilos -las más demandadas por el mercado-, han brillado por su ausencia y las escasas unidades que han llegado a las lonjas vascas han superado los siete euros.

«Probablemente, se decretará el cierre definitivo de la costera, pero de cara a próximas campañas será necesario revisar las cuotas que nos corresponden y controlar al máximo la actividad de los pelágicos», recalcó Iñaki Zabaleta, presidente de la Federación de Cofradías de Bizkaia.

«Traen un pescado cuya calidad es muy inferior al nuestro, muy machacado porque da muchas vueltas dentro de la red, donde se golpea muchísimo, se deteriora y se rompe. Y eso, al final, hace que bajen los precios y así es muy difícil competir», insistieron.

Las denuncias de la flota bonitera durante 2016 llevaron a la Administración a enviar una patrullera de la Armada al Cantábrico con inspectores de la Unión Europea a bordo. Este año, además, se ha sumado un helicóptero. El Gobierno vasco, por su parte, ha prohibido su comercialización en las lonjas de Bizkaia y Gipuzkoa. Mientras, representantes del sector han enviado a Bruselas diferentes vídeos en los que han documentado la realización de descartes de ejemplares de bonito por parte de las embarcaciones pelágicas francesas e irlandesas para que pongan cerco a esta práctica.

Temas

Bilbao

Fotos

Vídeos