Aparece una ballena en Zarautz

Dos personas se acercan a la ballena en un kayak./A. ETXEBERRIA
Dos personas se acercan a la ballena en un kayak. / A. ETXEBERRIA

El cetáceo, de unos 9 metros de largo y seis toneladas de peso, «no está herido, tiene comida y está disfrutando», aseguran los expertos

ANTXON ETXEBERRIA

Una ballena rorcual aliblanca merodea estos días por la bahía de Zarautz. Este miércoles a mediodía se ha dejado ver en las inmediaciones del puerto de esta localidad ante la curiosidad de los paseantes que iban o venían de Getaria. Se trata de un cetáceo de unos 9 metros de largo y seis toneladas de peso, que cada poco tiempo asomaba parte de su cuerpo a la superficie.

«La ballena no está herida, se encuentra perfectamente, tiene comida y está disfrutando», han informado miembros de la asociación Verballenas, que se dedican a realizar salidas en barco desde Santurtzi para observar cetáceos y aves marinas, y que se han desplazado hasta Zarautz. «Mientras se la deje en pez, no hay ningún problema, seguirá a lo suyo, comiendo como le hemos visto bancos de peces que le rodean», han agregado.

Este miércoles por la mañana dos personas se han acercado en kayak intentando verlo de cerca y la ballena, de cuerpo largo y estilizado, ni se ha inmutado, parecía que se divertía con ello.

Más frecuentes es la presencia de delfines en Zarautz, pero ballenas muy pocas veces se han podido ver tan cerca. La última aparecida fue a morir a la orilla hace un par de veranos. No es el caso de ésta rorcual, que destaca por sus aletas cortas de color blanco y que disfruta de un mar en calma. «Los rorcuales comunes llegan a medir hasta 24 metros. Esta es una ballena más pequeña, de unos 8-9 metros. Son muy costeras, aunque resulta raro que se acerquen tanto a la costa», han señalado desde Verballenas.

Desde esta asociación explican que fueron avisados hace unos días de la cercanía de esta ballena y que algunos de sus miembros han podido navegar muy cerca de la misma. «En ocasiones se unía a los surfers a la hora de coger olas; ha estado alimentándose en aguas tan poco profundas que parecía que iba a varar. Nada más lejos de la realidad, pues la ballena se mueve como 'pez en el agua' en esas profundidades mientras se alimenta incansablemente», señalan.

Temas

Zarautz

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos