El alumnado de la UPV podrá elegir otra opción de sexo, junto al de hombre y mujer, en los documentos

El alumnado de la UPV podrá elegir otra opción de sexo, junto al de hombre y mujer, en los documentos

La novedosa medida permitirá recoger en estadísticas, encuestas, convocatorias y solicitudes a colectivos que hasta ahora no tenían un encaje oficial

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

La Universidad del País Vasco (UPV/EHU) quiere dar un paso más en sus políticas de igualdad. La institución académica llevará al Consejo de Gobierno de mañana una novedosa propuesta por la que en todas sus convocatorias, impresos de solicitud y encuestas en las que se tenga que indicar el sexo aparezca, junto a las casillas de Hombre y Mujer, una tercera que indique ‘Otras opciones’. Si la iniciativa obtiene el visto bueno del órgano gestor -casi con toda probabilidad lo aprobará- se comunicará a todos los centros, facultades, departamentos y estructuras de la Universidad para que ajusten los documentos oficiales al nuevo requisito.

Reparto actual

55%
de los 35.800 alumnos de grado de la UPV son mujeres.
4.940
chicos y 5.900 chicas del País Vasco han entrado este año en la Universidad.

La propuesta parte del vicerrectorado de Innovación, Compromiso social y Acción Cultural, y recuerda que entre las medidas que estableció el I Plan de Igualdad se encontraba la inclusión de la «variable sexo» en todos los estudios y recopilación de datos que se llevan a cabo en cualquier ámbito de la UPV/EHU. De esa forma era posible concretar cuántos alumnos y alumnas hay en las aulas universitarias, la distribución de chicos y chicas por carreras, conocer las diferencias por sexos en calificaciones, situación laboral y mucha más información valiosa para diseñar políticas educativas y de igualdad.

«Los modelos de identidad de género son cada vez más numerosos»

La Universidad considera que la sociedad ha cambiado, que ese «binarismo hombre/mujer se ha difuminado» y que «la diversidad» es una realidad innegable. «La evolución de la sociedad muestra que los modelos de identidad de género son cada día más numerosos y todas las personas tienen la oportunidad de conocer, expresar y desarrollar libremente su identidad», argumenta la propuesta elaborada por la vicerrectora Idoia Fernández.

Por ese motivo, el segundo Plan de Igualdad aspiraba, no solo a equiparar oportunidades para hombres y mujeres, sino entre «las diferentes expresiones de diversidad sexual». La novedosa propuesta que ha presentado la vicerrectora pide, en concreto, «reformar la inclusión de la variable sexo en todos los documentos» de la Universidad.

«Hay muchas realidades»

El cambio consiste en «establecer como directriz de política general de la UPV/EHU que todas las convocatorias o impresos de solicitud o encuestas que haga la Universidad y cuyos formatos únicamente contemplen los sexos de hombre y mujer se introduzca una tercera posibilidad que indique ‘Otras opciones’, ‘Otras’ o la letra O.

«Es una medida muy positiva, hay que eliminar las etiquetas»

«Cada persona es diferente, es un mundo. Hay que dejar de lado el binarismo hombre-mujer», opina Aintzane Muguruza, coordinadora de Gehitu. Considera que iniciativas como la que llevará mañana la UPV al Consejo de Gobierno son «muy positivas» porque «difuminan» ese reparto de las personas en dos sexos y sirven para «acabar con las etiquetas». Lo importante es que «cada persona sea como quiera ser». Muguruza no conoce otras instituciones que hayan decidido sumar una opción más a las de hombre y mujer en documentos oficiales, pero sí destaca que cada vez hay más iniciativas de reconocimiento de la diversidad sexual. «Muchos organismos oficiales establecen ya las diferentes formas de familias y parejas que hay, de dos padres, dos madres, una sola persona, además de eliminar terminología sexista. Y cada vez hay más espacios en los que se instalan baños comunes, sin diferenciar sexos», detalla.

Esa ‘tercera vía’ podrá «dar cabida a hay muchas realidades diferentes que hasta ahora se quedaban fuera», destacan desde Aldarte, centro de estudios y documentación por las libertades sexuales. De la misma opinión es Gehitu, la agrupación de transexuales, bixesuales, gays y lesbianas (LGTBI) del País Vasco.

Detallan que esa nueva casilla la podrán marcar universitarios transgénero, «que no se identifican con los genitales asignados -mujeres con pene, por ejemplo- pero los aceptan». O los transexuales, «que tampoco encajan con sus genitales de hombre o mujer, pero en su caso los rechazan y muchos acaban sometiéndose a un cambio de sexo», añaden. Esta modificación de los documentos oficiales incorpora también a los ‘intersexuales’ -«nacen con rasgos físicos y genitales ambiguos, como los hermafroditas», explica Gehitu-; y a los denominados ‘queer’, que no se definen, se sitúan fuera de las grandes corrientes en las comunidades LGBTI.

Salvo sorpresas, el Consejo de Gobierno de la institución académica vasca aprobará mañana la iniciativa y abrirá un nuevo espacio en los escritos oficiales para esos colectivos hasta ahora sin encaje. «Con esta medida se quiere trabajar a favor de la aceptación, el fomento, empuje y la protección de la diversidad y la pluralidad», resume la propuesta de la Universidad.

Fotos

Vídeos