Hasta 52 albañiles para una acera: el polémico vídeo viral grabado en Granada

IDEAL

El Ayuntamiento reconoce que se trata de desajustes puntuales mientras se ordenan los tajos por finalización de tareas Un vídeo se viraliza al denunciar el 'exceso' de operarios en una obra del PER

JORGE PASTOR

El vídeo dura exactamente cincuenta y dos segundos. Está registrado con un teléfono móvil desde el asiento del copiloto de un coche y muestra la construcción del acerado en el Camino de Alfacar, en el término municipal de la capital, financiado con fondos del Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA), antiguo PER. Un tramo de doscientos metros, aproximadamente, donde se pueden contabilizar hasta cincuenta y dos albañiles. «Ahora vamos a ver cómo gasta el dinero el Ayuntamiento de Granada», dice uno de los autores de la grabación en referencia a la gran cantidad de operarios congregados en un espacio tan escaso y a la aparente falta de actividad de algunos de ellos. «Hay dos para que no se caiga la bandera», comenta el locutor respecto a las dos personas que señalizan el comienzo de las obras a los conductores. «Los carrillos cargados hasta los topes», ironiza para denunciar exactamente lo contrario, que van vacíos. La cuestión es que este pasaje se ha convertido ya en viral en las redes sociales. Sus reproducciones se cuentan por miles.

La polémica está servida. Más allá del tono de denuncia y la evidencia de las imágenes, la secuencia también alimenta el sempiterno debate respecto al PER, su utilidad y sus finalidades. Miguel Ángel Fernández, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada -entidad solicitante del PFEA-, reconoce que hay momentos puntuales en «que no hay suficiente tajo para todos» mientras se ordena el trabajo y se van finalizando tareas para que el proyecto siga avanzando. En este caso, la 'Remodelación de la plaza del poeta Garcilaso de la Vega y la construcción del acerado en el Camino de Alfacar', para lo que se ha liberado un presupuesto de 798.656 euros con cargo al PFEA de 2017. De esta cantidad el Consistorio de Granada aporta 78.183 euros.

Coordinación

Miguel Ángel Fernández subraya la difícil labor de coordinación que tiene que realizar la dirección técnica, en este caso del Ayuntamiento, para administrar con la mayor eficiencia todos los trabajadores que, según recalca el edil, cumplen rigurosamente tanto los horarios como las funciones que se les asigna. Respecto a los detractores del PER, el edil recuerda que estamos ante un programa de solidaridad con los desempleados agrarios y que muchos de los beneficiarios forman parte de colectivos con necesidades especiales, como familias monoparentales o mayores de cuarenta y cinco años, «que sólo tienen la oportunidad de emplearse gracias al PER y gracias a ello subsisten todo el año».

«A todo ello hay que sumar que, más allá de la función social, la principal beneficiada es la propia Granada, ya que se trata de una actuación que revierte en la ciudad», agrega Miguel Ángel Fernández, quien niega rotundamente que se trate de un «despilfarro».

Los trabajos que se están desarrollando estas semanas en el Camino de Alfacar son realmente la tercera fase de una intervención más amplia dirigida a la mejora de la seguridad vial y la accesibilidad en esta zona del norte de Granada. La mano de obra supone la partida más importante. Prácticamente, el setenta por ciento de la inversión (537.947 euros). La subvención parte del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE). Los materiales los sufraga la Junta de Andalucía (136.898 euros) y la Diputación (45.633 euros). El Ayuntamiento pone 78.183 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos