La Policía insiste en que la joven no colabora ni toma la iniciativa en los vídeos

Los acusados caminan por Carlos III instantes después de los hechos que van a juzgarse. /
Los acusados caminan por Carlos III instantes después de los hechos que van a juzgarse.

Las siete grabaciones en el portal fueron emitidas en numerosas ocasiones ayer durante el juicio a ‘la manada’ para valorar cada detalle

GABRIEL GONZÁLEZ

«Repugnantes», dijo el abogado de la víctima. «Como una película porno casera», valoró una defensa. Los siete vídeos grabados en el portal por los acusados de la violación múltiple en sanfermines fueron emitidos ayer en la Audiencia por primera vez. Y no una, sino en numerosas ocasiones a lo largo de cinco horas para analizar cada detalle. El agente de la Policía foral que los estudió destacó que la actitud de la joven es pasiva, que no colabora ni toma la iniciativa, y que siempre está en un plano inferior al de los acusados. Las defensas, en su interrogatorio, le achacaron que su informe y valoración sobre la actitud de la joven se basara en «elucubraciones subjetivas», que interpretan lo que se ve en lugar de describirlo.

El informe de la Policía Foral, con numerosos fotogramas de los vídeos, individualiza las acciones de los cinco acusados y de la víctima a lo largo de 259 folios. El agente que lo realizó reconoció ayer que era la primera vez que analizaba un vídeo sobre una denuncia de agresión sexual. Sobre la joven, el informe destaca que su actitud es siempre pasiva y que en todos los vídeos tiene los ojos cerrados. Se le preguntó por esto último y el agente contestó que para él «no era normal». El informe destaca que solo en un momento se detecta cierta iniciativa por parte de ella, «no pudiendo precisar si obedece a una reacción instintiva o automática, o a un acto consciente o deliberado». Se refieren, concretamente, a dos segundos de los 96 que duran las grabaciones.

En algún momento se percibe que los movimientos de la joven son «dirigidos o controlados» por los acusados con sus propias manos, pero no se aprecian «acciones de violencia física sobre la joven». Sobre unas risas que se oyen de fondo, el agente las calificó de «humillantes».

El informe detalla que seis de los vídeos fueron grabados con el teléfono móvil del exguardia civil, que en dos de ellos se graba a sí mismo mientras dice: «Todos, todos». El séptimo vídeo lo grabó el exmilitar, quien aparece en una de las grabaciones riéndose mientras otro realiza una acción sexual. En la grabación realiza un plano cenital para recoger mejor una de las escenas. Otro de los acusados también mira a la cámara sonriendo mientras realiza una actividad sexual.

Estrés postraumático

El perito de las defensas, psiquiatra, calificó de «perversas e inauditas» las imágenes de los diferentes vídeos, pero afirmó que a su juicio la joven sí que adopta cierta actitud activa. Y negó que de ellas se desprendiera que hubo una violación.

El informe de las psicólogas del juzgado recoge que la joven presenta un estrés postraumático que concretaron en varios síntomas. Por un lado, muestra un malestar psicológico «intenso» cuando se muestra a factores externos que guardan algún parecido con el suceso: escuchar música de San Fermín, olor a colonia y ver a personas con rasgos físicos parecidos a los de los acusados. La joven evita recuerdos y pensamientos sobre los hechos y muestra un estado de ánimo negativo persistente -«culpa, vergüenza, enfado»-, y disminución de interés en actividades significativas. Además, presenta un comportamiento irritable, problemas de concentración y alteraciones del sueño. El informe concluye que la joven «no exagera ni minimiza sus síntomas». Por el contrario, la doctora de las defensas afirmó que ese estrés postraumático, «técnicamente hablando», no se daba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos