El abogado de ‘el Chicle’ decidirá tras la autopsia si le sigue defendiendo

El abogado de ‘el Chicle’ le visitó ayer en la cárcel de Teixeiro./EFE
El abogado de ‘el Chicle’ le visitó ayer en la cárcel de Teixeiro. / EFE

Los resultados del examen forense se conocerán el lunes y pueden revelar si hubo agresión sexual a Diana Quer

P. ABET

Los primeros datos relevantes sobre las causas de la muerte de la joven Diana Quer se conocerán el lunes. Ramón Sierra, abogado de ‘El Chicle’, avanzó ayer tras abandonar la prisión de Teixeiro -donde visitó a su defendido para llevarle ropa- que será durante la mañana del lunes cuando las conclusiones de los forenses del Instituto Anatómico de Verín empiecen a arrojar luz sobre el verdadero relato de lo ocurrido en aquella macabra madrugada de agosto de 2016.

De los resultados de esta compleja autopsia, que podría determinar si hubo o no violación, dependerá no solo el futuro de José Enrique Abuín -autor confeso del crimen-, sino también que su letrado siga manteniendo su colaboración o dé un paso atrás y abandone el caso. Sierra dejará a su cliente si se demuestra que hubo agresión sexual. La cuenta atrás para saber si Diana Quer fue estrangulada también se ha puesto en marcha, un hecho crucial a la hora de fundar la acusación contra ‘El Chicle’, que insiste en la versión del atropello.

A espera de estas importantes conclusiones, Sierra aclaró que su cliente pasó ayer a las tres de la tarde a situación de prisión comunicada. Un preso de seguimiento, tal y como marca el protocolo, controla de cerca su estancia en el penal coruñés.

La estrategia de ‘El Chicle’ es callar. Pese a la presión desatada tras su detención, José Enrique Abuín ha optado por guardar silencio y no declarar ni ante la juez que provisionalmente dirigió la instrucción ni ante el titular del juzgado número 1 de Ribeira, a cargo de la investigación desde noviembre de 2016. Quiere esperar a conocer los resultados de la autopsia de los restos de la muchacha para saber qué es capaz de revelar este estudio, teniendo en cuenta que el cuerpo permaneció año y medio sumergido en un pozo.

Declaran los cuñados

Los investigadores resaltan que la clave está, entre otras cuestiones, en si el examen forense puede determinar si Diana fue violada y en conocer la causa de su muerte. ‘El Chicle’ declaró que la atropelló de forma accidental, pero el informe forense preliminar lo descarta y apunta a que fue estrangulada. Los expertos consideran complicado probar si se produjo una agresión sexual. Un delito que, lejos de ser baladí a la hora de armar la acusación contra Abuín, podría suponer la diferencia entre enfrentarse o no a una petición de prisión permanente revisable.

Mientras Abuín y su abogado se reunían en la mañana de ayer en Teixeiro, los cuñados del homicida confeso prestaron declaración ante el juez encargado de las pesquisas en los juzgados de Ribeira. Los familiares del acusado ratificaron lo mismo que en su día explicaron a los agentes de la Policía Judicial: que le proporcionaron coartada a Abuín porque nunca pensaron que tuviese algo que ver con la desaparición de Diana y porque temían que su historial delictivo le pasase factura de manera injusta.

La mujer de Abuín también respondió el pasado jueves a todas las preguntas del juez. La pareja del principal acusado y que condujo a la Guardia Civil hasta el paradero del cadáver en una nave abandonada de Rianxo, quiso volver a mostrar su colaboración con la investigación, como le aconsejó su abogado, y tal y como ya hizo el pasado sábado por la noche, cuando desmontó la coartada de su marido al cambiar su versión sobre dónde estaba él la noche que desapareció la joven madrileña. Rosario Rodríguez mantiene por el momento su condición de investigada en la causa, si bien el instructor ha decretado que continúe en libertad sin medidas cautelares.

Los dos jóvenes que auxiliaron a la chica que sufrió el intento de secuestro y precipitó la detención de Abuín declararon ayer como testigos. Los dos muchachos relataron al juez lo ocurrido en Boiro esa noche, cuando escucharon a la joven gritar en el momento en el que el acusado trataba de introducirla en el maletero y acudieron en su ayuda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos