5.500 alumnos vascos de 15 años comienzan las pruebas de PISA

5.500 alumnos vascos de 15 años comienzan las pruebas de PISA

Los exámenes, en marcha desde ayer en colegios públicos y concertados, se prolongarán hasta finales de mayo y los resultados se conocerán en 2019

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

Un total de 5.500 alumnos vascos de centros públicos y concertados se enfrentan desde ayer a las pruebas de PISA 2018. Cada tres años, desde principios de siglo, la OCDE lleva a cabo estos exámenes para conocer el rendimiento académico del alumnado en Matemáticas, Ciencias y Lectura -en cada edición se pone el énfasis en una de ellas-, junto con otras habilidades. La competencia lectora en el entorno digital es el área priorizada en esta edición.

Los exámenes se prolongarán hasta finales de mayo y los resultados se harán públicos en 2019. En la evaluación internacional participan 79 países y en España completarán los ejercicios 40.000 estudiantes de más de mil centros. La OCDE quiere saber si el alumnado que está a punto de acabar la educación obligatoria (ESO) «ha adquirido los conocimientos y habilidades claves para su participación en las sociedades modernas», explica. El Ministerio de Educación argumentó ayer que «la lectura está cambiando de los textos impresos a los digitales como consecuencia de la difusión de la tecnología de la información y la comunicación (TIC)». Por ello, PISA quiere medir el nivel de los adolescentes en el acceso y comprensión en estos nuevos soportes.

Retroceso

Los estudiantes deberán localizar información relevante «a través de la búsqueda y selección a unos textos mediante soportes digitales». Después, tendrán que «comprender lo leído identificando el significado explícito de los textos y relacionándolo». Por último, los alumnos evaluarán la calidad y la credibilidad de la información, lo que les obligará a reflexionar sobre el contenido.

Más información

El examen internacional tiene una especial trascendencia en Euskadi después de los malos resultados de la pasada edición, PISA 2015. Los alumnos vascos de 15 años suspendieron esta evaluación de prestigio, considerada como la herramienta con la que se mide el nivel de un sistema educativo. Los resultados mostraban un retroceso en las tres materias a examen -Matemáticas, Ciencias y Lectura- respecto de la prueba realizada en 2012. Y lo que es todavía más grave, situaban a Euskadi por debajo de la media española y de la OCDE en competencia científica y lectora. Castilla-León, Madrid y Navarra lideraron el ranking nacional de la excelencia educativa.

La diferencia entre el examen de 2015 y el de 2012 había sido ya de 23 puntos; y 12 menos respecto al de 2006, en el que también la competencia científica era el ámbito destacado. Supuso, además, la valoración más baja desde que Euskadi se unió a estas evaluaciones en 2003.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos