España podría ser una extensión del desierto del Sahara en 2090

La sombra de un fotógrafo se proyecta sobre el suelo seco en León. / ELOY ALONSO

Un estudio de la revista Science apunta a que el suelo de la Península Ibérica será desértico desde Alicante hasta Lisboa

MÓNICA LOZANO

Por apocalíptica que pueda parecer, gran parte de España podría convertirse en un desierto en 2090. Así lo asegura un estudio publicado en la revista Science, que concluye que la Península Ibérica se convertiría en una extensión del desierto del Sahara desde Alicante hasta Lisboa.

De acuerdo con el estudio del Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia, liderado por los investigadores Joel Guiot y Wolfgang Cramer, la situación de desertificación en España se ha profundizado en los últimos 20 años. La sequía se ha asentado aún más en un territorio cuya naturaleza es un 70% semiárido o árido y un 35% tiene alto riesgo de volverse un desierto.

Estos datos podrían agudizarse debido a la confluencia de factores climatológicos y humanos que aceleran el deterioro del sistema natural español. Es más, el estudio refleja que el 80% del suelo estará en peligro de desertificarse en el año 2100.

Aumento de temperaturas

Los datos apuntan que algunas ciudades, como es el caso de Madrid, podrían aumentar su temperatura media unos 4 grados. En cuanto a las precipitaciones, actualmente en Murcia llueve de la misma manera que en Emiratos Árabes.

La amenaza es grave para la biodiversidad presente en España, donde habita el mayor número de especies de anfibios, aves y mamíferos de toda la Unión Europea. La sequía y las altas temperaturas provocarían también una mayor dificultad para tener acceso a agua y desarrollar actividades como la agroindustria, la construcción y el turismo.

Fotos

Vídeos