El Correo
San Prudencio

«Debemos renovar las tradiciones»

video

Ramiro González otorga la insignia foral a Estibaliz Ruiz de Azua. / Jesús Andrade

  • La periodista Estibaliz Ruiz de Azua levanta el telón de San Prudencio con su pregón

Las tres mujeres que conviven en la periodista Estibaliz Ruiz de Azua se han subido este miércoles al escenario del Teatro Principal dispuestas a aprovechar su elección como pregonera de las fiestas de San Prudencio y Nuestra Señora de Estibaliz para «dar voz a esas cuestiones que hoy por hoy me preocupan y me ocupan». Porque «somos complejos y somos muchas cosas», ha advertido, ella puso el foco sobre sus facetas pública, personal e íntima que en una intervención que se alargó media hora se turnaron la palabra para radiografiar la profesión, recordar aquel informativo cuando «se nos cayeron en directo las Torres Gemelas», descubrir los concejos a quienes se pierden en el entramado institucional del territorio -un terreno que conoce como presidenta de la Junta Administrativa de Guevara- o compartir su ‘cara a cara’ con el cáncer. «Sé que hay muchos asuntos en los que no he entrado. No me juzguen, esto no es un pleno de política general ni un discurso de investidura», ha comentado en las últimas líneas de su texto antes de meterse en harina festiva.

MÁS INFORMACIÓN
  • GALERÍALa velada, en imágenes

En ese punto ha reconocido que las próximas celebraciones «vistas desde fuera pueden parecer ilógicas, irracionales e incluso absurdas» aunque «son las que me han hecho sentir que pertenezco a un lugar, las que me anclan a esa Tierra, con mayúsculas, en las que me siento alguien». Ruiz de Azua, que comenzó hace un cuarto de siglo su andadura periodística en la radio y hoy es un rostro habitual del grupo EiTB, defendió esa «esencia» pero sin impedir su evolución. Se trata de «tradiciones que debemos renovar, transformar, adaptar para que no mueran», ha abogado antes de invitar a los espectadores a «vivir, disfrutar, sentir y conservar» las fiestas patronales como herencia que dejar a las siguientes generaciones.

«Todos somos pueblo»

También en esa filosofía de que «somos hoy porque ellos fueron» ubicó los concejos que, junto a otros entes propios de la provincia, dan forma a «esta compleja, especial y distinta Álava». En su defensa se ha valido de un pedazo de ‘La casa de mi padre’, de Gabriel Aresti, para exponer su labor de protección del territorio ya sea mediante la gestión de los montes o el arreglo de los caminos. «Todos somos pueblo», ha ensalzado Ruiz de Azua en un pregón salpicado de cortes sonoros que se cerró con la actuación musical de Bóreas Cámara junto al grupo Aiara Dantza.

Entre sus acordes y sus pasos sobre las tablas del Principal hubo hueco en el discurso de esta alavesa -a quien el diputado general, Ramiro González, ha colocado la insignia foral- para mostrar su preocupación por una profesión en un momento en que «parece que todo el mundo puede convertirse en contador de la realidad y en analista de lo que nos sucede» o para alertar de que «el machismo no es sólo cosa de hombres». Ella, que vive «de contar historias», ha confesado que respondió a la invitación para ejercer de pregonera con «un ‘uf’, dicho con un suspiro y muchas efes» aunque el reto era «todo un orgullo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate