Tercera generación

Las hermanas Longarai ofrecen, junto a la playa de Bakio, una estupenda materia prima maridada con un trato exquisitoy profesional

TXEMA SORIA

Las hermanas Sorkunde y Go-tzone, jefa de sala y de cocina respectivamente, son la tercera generación de la familia Longarai dedicada a la hostelería. Sus abuelos, Cecilio Longarai y Mercedes Larragan, estupenda cocinera, regentaron el hotel que llevaba su apellido en Bakio. Sus padres, Gotzon Longarai y Edurne Rodríguez, que aún hoy día acude de cuando en cuando a la cocina, fundaron el restaurante Gotzon, frente a la playa de Bakio en 1968. El local, reformado parcialmente el pasado año, cuenta con un comedor acristalado para 50 comensales, una terraza para 25 personas y unas mesas en el interior del bar, frente a la barra, donde el personal picotea de manera informal lo que se le ofrece en una pequeña carta bautizada como Zizka-mizkak.

Gotzon (Bakio)

Dirección:
Camino de Luzarraga, 2. Teléfono 946194043. Cierra Miércoles. No perderse Ensalada de tomate con taco de bonito cocido y vinagreta.

Abren durante todo el año, a pesar de que la época fuerte en estos municipios donde el turismo es una parte importante de la economía local arranca en Semana Santa, por lo que no hay ninguna excusa para no acudir a un restaurante donde está garantizado un trato exquisito y profesional y una comida de primera división. Sorkunde y Gotzone, a quienes apasiona su trabajo, aprendieron desde muy jóvenes lo que es la hostelería. Su cocina es tradicional, basada en el producto de temporada, en una estupenda materia prima, y elaborada sin tonterías. El rape, rodaballo, rey y besugo lo traen de los puertos de Lekeitio y Bermeo, mientras que las verduras proceden de las huertas de Bakio.

Una comida en este local comienza con ensalada de tomate con taco de bonito cocido y vinagreta, nécora a la plancha (uno de los platos más demandados), cigalitas capturadas en Gaztelugatxe y Aketxe fritas a la sartén, pimientos verdes y tacos de salmón y de bonito con piñones. La fiesta gastronómica continúa con los pescados (rey, rodaballo o besugo, según el mercado) dispuestos a la plancha. También están estupendos los chipirones a la plancha con cebolla caramelizada y hongos y los begihandis con merluza frita, según la receta de su madre. Los carnívoros pueden optar por chuletón de ganado mayor, guisado de rabo o callos con morros en salsa vizcaína. Los golosos deberían reservar un hueco para el postre, que bien podría ser un sorprendente chocolate y cacao con sal y pimienta acompañado de helado de mandarina o una magnífica tarta de fresas silvestres con mousse de chocolate. La carta de vinos cambia a menudo y tiene todos los txakolis que se elaboran en Bakio, así como caldos y champanes muy especiales a precio asequible.

Temas

Bakio