Jamar es un placer

La taberna del Casco Medieval combina sabrosas recetas de toda la vida con un toque original y apetitoso

BLANCA CASTILLO
JOSEBA FIESTRAS

El apelativo taberna se correspondía con locales más o menos humildes, con buenos alimentos y donde, sobre todo, se podía tomar unos vinos sin desfallecer de hambre. Hoy en día el concepto ha evolucionado y en el Casco Medieval vitoriano encontramos un espacio singular que conserva el espíritu acogedor de antaño, renovando su cocina con propuestas actuales y muy sabrosas. Eso sí, todo hecho al momento y con ingredientes de primera calidad.

Croquetas. Las sugieren de chipirón, de txangurro, de chuletón, de sobrasada, de gambas al ajillo, de bacalao, de verduras… Para los más sibaritas, Pepe Zaldívar las tiene incluso de nutella o de arroz con leche.
Croquetas. Las sugieren de chipirón, de txangurro, de chuletón, de sobrasada, de gambas al ajillo, de bacalao, de verduras… Para los más sibaritas, Pepe Zaldívar las tiene incluso de nutella o de arroz con leche.

El encargado de tal arte es Pepe Zaldívar, un hostelero de armas tomar que lleva toda su vida dedicada al oficio (empezó asando chuletillas al sarmiento siendo un niño de 14 años, y no ha parado). En su día montó una hamburguesería, también en la parte antigua de la ciudad, y una bodega en Rioja Alavesa, y siempre sorprende a sus fieles con sugerencias apetitosas y originales. Por ejemplo, las croquetas. Allí las sugieren de chipirón, de txangurro, de chuletón, de sobrasada, de gambas al ajillo, de bacalao, de verduras… Para los más sibaritas las tienen hasta de nutella o de arroz con leche. Y seguro que si el personal le sugiere al chef otra combinación, pronto las pone en marcha. Las raciones y el picoteo se pueden degustar en el interior o en la coqueta terracita que tiene en plena Cuchi, arteria que se está convirtiendo en lugar de peregrinaje para los amantes del buen yantar.

Recetas originales

Son legendarias sus salchichas y las tienen de Frankfurt, picantonas, blancas o a las finas hierbas. Y si el cliente prefiere hamburguesas, allí las ofrecen en versión maxi y mini. ¡Ojo!, las preparan con carne picada, pero también con falafel, manitas de cerdo y rabo de toro. La originalidad manda en este espacio. Y de entre sus raciones destacan la de champiñones o gambas a la plancha, la paletilla ibérica, la cecina, las rabas (de bacalao o de pollo), las patatas bravas, los boquerones con alegrías riojanas o el foie a la plancha. Pero si algo caracteriza al Jalas es su pasión por las ostras. Y es que Pepe se desplaza hasta Francia para traer las mejores. Ahora tiene variedades Fine de Claire 2, Special de Claire 2 y Royal XXX.

Las hamburguesas las ofrecen en versiones maxi y mini pero, siguiendo la línea de la originalidad, las tienen de carne picada, pero también de falafel, de manitas de cerdo y de rabo.
Las hamburguesas las ofrecen en versiones maxi y mini pero, siguiendo la línea de la originalidad, las tienen de carne picada, pero también de falafel, de manitas de cerdo y de rabo.

Vamos, para chuparse los dedos de gusto. Lo mejor es que el clima que se genera en esta pequeña taberna es increíble. Allí todo el mundo es de casa y se le trata como ese amigo de toda la vida con el que da gusto compartir un buen trago y un mejor bocado.

Jalas Leku (Vitoria)

Dirección
Cuchillería, 23.
Teléfono
673343552.
No perderse
Las croquetas de arroz con leche.