Antonio García «El mundo del vino está muy relacionado con el de la cultura»

«Mientras tomas una copa puedes a la vez leer un libro, tocar una guitarra o admirar un cuadro», ilustra

ANE ONTOSO

El idilio incondicional entre el ex presidente de la Asociación de Sumilleres de Euskadi Antonio García y el mundo del vino comenzó «desde que tengo conocimiento de causa». Su primer beso surgió entre aquellos garrafones que llenaba en su primer trabajo en hostelería. Era inevitable que se le quedara algo de vino en la boca. Cada vez se hizo más fuerte el vínculo entre ambos. Estudió, se preparó y, a lo largo de los años, ha adquirido la experiencia que hoy profesa como sumiller de la vinoteca El Rincón del Vino, en la calle Euskalduna de Bilbao. Una andadura que comenzó en 1994 en General Concha.

El mundo del vino le encandiló temprano. ¿Cuenta con clientela joven?

–Vienen. No es todavía una clientela abundante pero poco a poco... El mundo del vino está cogiendo últimamente protagonismo entre los jóvenes. Creo que los padres están incidiendo cada vez más en que la bebida que tienen que tomar es el vino y no tanto otras. Pienso que aquí va a pasar como en Estados Unidos, que el beber o degustar una copa de vino va a ser un acto social interesante, como una especie de comunión.

El Rincón del Vino

Dónde:

¿Y las mujeres? ¿Entran a la enoteca?

–Muchas, cada vez más, cosa que me alegra muchísimo. Les gusta, disfrutan y saben que es una bebida rica y agradable. Y el vino hay que asociarlo también al aspecto cultural, al que creo que está muy relacionado, no solo por saciar la necesidad de beber alcohol sino que tomándote una botella o una copa puedes a la vez leer un libro, tocar la guitarra o admirar un cuadro. También, maridar un plato. A mí me gusta que se tenga en cuenta el vino desde ese punto de vista.

3.000 referencias

Dígame un tinto de buena relación calidad-precio de su vinoteca.

–Sela, de Bodegas Roda de La Rioja. Está muy bien posicionado y tiene una buena argumentación, está bien terminado y trabajado.

¿Y un blanco?

–Guitián, de Valdeorras. Hace años que salió al mercado pero ha aumentado su calidad. Un godello realmente exquisito.

Tienen unas 3.000 referencias en el Rincón del Vino. No son pocas.

–Vienen de todos los sitios: Oporto, Australia, Sudáfrica, Nueva Zelanda, California, Oregón, centro de Europa, Francia, Italia...

Aparte de los nacionales...

–Claro, y no podemos olvidarnos tampoco de los txakolis, que hoy en día es una bebida muy importante, interesante y distinta al resto de vinos blancos. Creo que si continuamos con la idea de lo autóctono, si defendemos las variedades locales y no nos dejamos influenciar por las foráneas tendremos un producto único en el mundo.

¿Algún txakoli diferente?

–Artzai (Orozko). Ha hecho un producto muy natural, donde la química prácticamente no existe y trabaja el viñedo de manera ecológica. Hace una pequeña fermentación en barrica en lugar de depósito y son vinos de una guarda importante, muy longevos. También Uixar (Amorebieta), un txakoli muy bien trabajado que tiene una pequeña crianza sobre lías, un peso del vino bastante adecuado, una acidez muy equilibrada y una frescura y una fruta increíble.

Temas

Bilbao