El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 10 / 11 || Mañana 8 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: >
Noticias

La GRAN NOCHE DEL CINE ESPAÑOL

Cine de extrarradio

20.02.13 - 03:44 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cine de extrarradio
Jose Ignacio Wert, junto al presidente de la Academia del Cine, Enrique Gonzále Macho. / Eduardo Diéguez (Afp)

El cine español celebra su fiesta y, por tercera edición consecutiva, cambia de sede. Hace dos años, el 25 aniversario se celebró en el Teatro Real; el año pasado, en el tradicional Palacio de Congresos de Madrid; y este domingo en el hotel Auditórium, a quince kilómetros de la Puerta del Sol y en los márgenes de la A-2. Es decir, invita poco a que los aficionados, deseosos de jalear a los actores, directores y famosos patrios, se acerquen. Han ido unas decenas, a los que hay que sumar a los figurantes, un gremio que protesta porque asegura que la Academia les ningunea y exigen una candidatura. Han sido ellos los que han dado algo de color exterior a esta jornada nublada, con la lluvia decidida a cobrar protagonismo en momentos puntuales, que invita más a quedarse en casa debajo de una manta para cotillear sobre los vestidos que a otra cosa.

Por cierto, Juan Antonio Bayona y Tom Holland han sido de los poquitos que se han acercado a la valla para saludar a las fans. Unas incluso llegaron desde Alicante para saludar al joven actor de 'Lo imposible'. En cambio, los más vitoreados a las puertas del hotel han sido dos de los más veteranos: José Sacristán y Concha Velasco. También se han llevado su ración de aplausos los más televisivos, como Hugo Silva o Mario Casas. La barba del gallego ha causado furor, por cierto.

Ha sido la excepción para una pregala fría. En los exteriores del hotel, muy bien acondicionado para este tipo de eventos, falta vida. El único ruido monocorde es el de los coches que regresan a la capital. El trasiego normal de un domingo de vuelta a casa. El resto es noche cerrada, sin un alma, salvo la presencia de numerosos efectivos policiales. Alguno más de lo que suele ser habitual en estos eventos. Solo los figurantes con sus globos negros y cruces blancas han puesto algo de chispa fuera. Dentro, es cosa de los académicos.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.