Zoido: «Seguiremos trabajando para lograr que hasta el último etarra se arrepienta»

El ministro Zoido saluda a Consuelo Ordoñez. /J.M. López
El ministro Zoido saluda a Consuelo Ordoñez. / J.M. López

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha estado presente en el veintitrés aniversario del asesinato de Gregorio Ordóñez celebrado en San Sebastián

FERNANDO SEGURA

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha participado en el homenaje a Gregorio Ordóñez realizado este sábado en el cementerio donostiarra de Polloe. El entonces concejal del PP en el Ayuntamiento de San Sebastián fue asesinado por ETA hace veintitrés años cuando comía en un restaurante de la Parte Vieja.

En el acto ha estado presente la hermana del edil, Consuelo Ordóñez. También han acudido el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso; el líder de la formación en Gipuzkoa, Borja Sémper, el delegado del Gobierno en Euskadi, Javier de Andrés y la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería. El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia y la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Miren Albistur, depositaron sendas coronas de flores en la tumba de Gregorio Ordóñez.

Zoido señaló al término del homenaje que ha acudido a San Sebastián para estar al lado de la familia y de los compañeros «que tan vivo tienen el recuerdo de aquel asesinato fruto de la barbarie terrorista. En este día volvemos a ratificar que el Gobierno de España seguirá trabajando hasta la derrota total de ETA y también para que el relato gire en torno a la memoria, la justicia y la verdad que exigen las víctimas. Estas víctimas tienen el derecho a que se les respete y a que se garantice que jamás serán humilladas. Las víctimas -subrayó el ministro- tienen que formar parte del centro del relato para que nadie pueda equivocarse y saber que hubo víctimas y que hay víctimas, y que además hubo y hay todavía verdugos de ETA».

«Todos unidos»

Por esta razón, añadió Zoido, «estamos aquí todos unidos, reivindicando que seguiremos trabajando hasta la derrota total y absoluta de ETA, hasta que se esclarezcan todos los crímenes cometidos por la banda y hasta que consigamos que hasta el último etarra pida perdón y se arrepienta. Deben reconocer que no tuvo razón de ser aquella violencia».

Consuelo Ordóñez en su discurso ha exigido al Gobierno que deje de «vender» la derrota de la organización terrorista y de «suplicar» que se disuelva. «Si ETA está derrotada, lo único que espero de quienes defienden el Estado de Derecho, y en particular de este Gobierno, es que la desarticule de una vez por todas», ha expresado en presencia del ministro del Interior. Zoido, preguntado posteriormente por estas palabras, declinó realizar valoraciones.

Ordóñez también ha cargado contra el nacionalismo que «puede llevarse años sin reclamar la competencia de prisiones para no ser los carceleros de ETA y ahora puede exigirla como un derecho histórico para facilitar en lo posible la salida de los etarras de prisión». La presidenta de Covite se ha dirigido a su vez «a quienes vais de la mano con los nacionalistas. No os dejéis arrastrar por su indignidad, esa que es capaz de hacernos creer que un homenaje por las víctimas del terrorismo puede celebrarse en silencio para no molestar la conciencia de los que siguen justificando su asesinato».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos