Zapatero a Mas: «El culpable de la situación en Cataluña es quien alentó romper con la legalidad»

Fragmento del diálogo entre Artur Mas y José Luis Rodríguez Zapatero./
Fragmento del diálogo entre Artur Mas y José Luis Rodríguez Zapatero.

El expresidente catalán revela que aconsejó a Puigdemont la convocatoria de elecciones, pero que el gobierno central no se comprometió a frenar el 155

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

José Luis Rodríguez Zapatero y Artur Mas cara a cara. Un expresidente del Gobierno central y otro catalán que colaboraron de forma estrecha en la elaboración del Estatut que después recortaría el Tribunal Constitucional, una decisión en la que muchos ven el pistoletazo de salida al desafío independentista. Ambos se sentaron en la misma mesa en ‘Salvados’, el programa de Jordi Évole. Fueron correctos el uno con el otro, pero su conversación evidenció los muchos puentes que ha roto el ‘procés’.

Entre uno y otro se abrió un abismo. “El Tribunal Constitucional nos echó de la Constitución”, dijo Mas. “Eso es demagogia”, le respondió el exlíder socialista. Si Zapatero defendió la aplicación del 155, el expresident habló de una persecución que ha llevado a más de medio Govern a la cárcel y al resto al exilio en Bruselas. “Me ofende –contraatacó el expresidente del PSOE- que se diga que este país es autoritario”. Y llegó la réplica. “Es cierto, a mí mismo me han perseguido”, dijo Mas en relación a la fianza de 5,2 millones que ha debido afrontar a exigencia del Tribunal de Cuentas por la organización de la consulta del 9-N.

Ambos ofrecieron versiones contrapuestas sobre lo que ocurrió las horas previas a la declaración unilateral de independencia. Artur Mas reveló que aconsejó a Carles Puigdemont la convocatoria de elecciones autonómicas, pero añadió, el Ejecutivo de Mariano Rajoy no se comprometió a frenar la aplicación del 155. Sí lo hizo, según Zapatero, quien aseguró que así se le transmitió a mediadores, entre ellos el lehendakari Iñigo Urkullu.

Cada uno descargó la responsabilidad sobre el bando del otro de la situación por la que atraviesa Cataluña. Mas sobre un Ejecutivo central que se ha negado a dialogar y a escuchar a la mayoría de la sociedad catalana. Zapatero atacó el unilateralismo del independentismo: “Habrá hecho poco el Gobierno del PP pero quien ha hecho los peor es el Gobierno catalán, que alentó la ruptura de la legalidad”.

Ambos reconocieron errores. Mas al haber puesto plazos a un proyecto tan “complejo” como el de la independencia. También al tirar por la vía unilateral, una determinación a la que tanto Esquerra como PdeCAT renunciarán en sus programas para el 21-D. El exlíder socialista reconoció las deficiencias del sistema territorial para dar mayor voz a las regiones.

Pese a las muchas diferencias hubo algún destello de esperanza. Mas se ratificó como independentista a la espera de que se le presente una alternativa mejor. “No me parece un independentista muy convencido”, bromeó Zapatero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos