Urkullu «respalda» la «labor excepcional» de la Ertzaintza en el ‘caso De Miguel'

Urkullu «respalda» la «labor excepcional» de la Ertzaintza en el ‘caso De Miguel'
Blanca Castillo

Defiende la «profesionalidad» de los agentes tras las críticas recibidas por las defensas de los acusados, en su mayoría exdirigentes y militantes del PNV

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

Iñigo Urkullu defendió este viernes desde la tribuna del Parlamento vasco la «labor excepcional» realizada por la Ertzaintza como policía judicial en la investigación del ‘caso De Miguel’, una presunta trama de corrupción en Álava por la que están siendo juzgadas 26 personas, en su mayoría exdirigentes y militantes del PNV. A pregunta del portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, el lehendakari ha mostrado su «respaldo absoluto a la profesionalidad» de los agentes que han llevado a cabo las pesquisas, sobre los que no se ha recibido «ninguna queja».

Sus palabras contrastan con las dudas vertidas en las primeras sesiones del juicio por las defensas de los acusados, muchos de ellos pertenecientes al partido de Urkullu, sobre el trabajo de los ertzainas. Las declaraciones de este viernes marcan, además, distancias que las críticas que diversos altos cargos del PNV, como su presidente en Gipuzkoa, Joseba Egibar, o el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, han lanzado contra el fiscal de caso.

Más información

Urkullu, no obstante, ha reclamado hasta en dos ocasiones la «presunción de inocencia» para los acusados, ha pedido «cautela y respeto» y destacado la rapidez con la que su partido actuó cuando saltó el escándalo en 2010. Asimismo, ha recordado que el Gobierno vasco está personado en el caso para «defender el interés público».

Lander Martínez se mostrado, por su parte, muy crítico con la actitud adoptada tanto por el Gobierno vasco como por el PNV en este caso. A su entender, el lehendakari está actuando como «amigo» de los 26 encausados y el Gobierno vasco se están dedicando a «defender a unos presuntos corruptos» en lugar de actuar como acusación. «Sí está personado en la causa, pero para mirar para otro lado. Están teniendo una actitud reprobable ética y políticamente», ha asegurado el líder morado. «Desde su partido han puesto en entredicho la investigación. Hasta hoy han callado cuando se ha dicho que la Ertzaintza no ha hecho bien su trabajo, que se ha extralimitado, que no ha custodiado bien las pruebas. Nadie ha salido en defensa de los agentes del caso. Y nadie ha desautorizado a Egibar cuando ha defendido a los imputados», ha señalado Martínez.

Estudio de la UPV

El ‘caso De Miguel’ no fue el único punto del pleno de este viernes que obligó a Urkullu a mostrar su respaldo a la Ertzaintza. También ha confesado su «orgullo» por la «colaboración» que la Policía autonómica con los responsables del polémico estudio sobre torturas encargado por el Gobierno vasco a la UPV. Y, ha añadido, por el «espíritu constructivo» con el que ha asumido las conclusiones del informe.

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha preguntado al lehendakari sobre este estudio, que aseguraba que la Ertzaintza ha estado «involucrada en más de 300 casos de tortura». El líder conservador se ha mostrado muy crítico con este informe, que también causó un profundo malestar en el PSE, socio de gobierno del PNV. Según Alonso, sus conclusiones arrojan la «sombra de la sospecha» sobre los ertzainas y «ataca la honorabilidad», por lo que ha reclamado al Gobierno vasco que retire y critique el informe y al lehendakari que «defienda el honor y el trabajo» del cuerpo autonómico.

Urkullu no ha entrado en el fondo de la cuestión –las acusaciones de torturas y malos tratos contra la Ertzaintza que recoge el estudio- y se ha limitado a destacar los puntos positivos. Por ejemplo, ha señalado que «lo definitorio» de lo recogido en el informe sobre la Policía vasca es su trabajo en la «prevención de la tortura». «Ha promovido estructuralmente un modelo preventivo positivamente valorado», ha manifestado. «El estudio confirma la inexistencia de condenas por torturas contra la Ertzaintza y denuncias por parte de instituciones internacionales», ha añadido.

El lehendakari ha manifestado que el informe «no ofrece conclusiones caso a caso», sino que es una «aproximación a la realidad global» del problema de la tortura y los malos tratos. Y para defender a sus autores y su «rigurosa metodología de contraste», ha apuntado que es la misma que la empleada en otros informes encargados por el Gobierno vasco sobre el «impacto del acoso de ETA a personas amenazadas, a la Ertzaintza o familias con el impuesto revolucionario».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos