Urkullu reivindicará con un viaje a Quebec su apuesta por una consulta pactada

Iñigo Urkullu, con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el pasado mes de mayo./m. a.
Iñigo Urkullu, con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el pasado mes de mayo. / m. a.

El lehendakari se desplazará a Canadá a finales de octubre acompañado de la consejera Arantxa Tapia

DAVID GUADILLA

Iñigo Urkullu realizará su primer viaje oficial al extranjero tras la convocatoria del referéndum del 1-O a Quebec, el territorio que, junto a Escocia, tanto el lehendakari como el PNV ponen como ejemplo a seguir para abordar los problemas territoriales en España. El jefe del Ejecutivo autónomo se desplazará a la región canadiense a finales de octubre y principios de noviembre -las fechas concretas están aún por cerrar-, es decir, justo un mes después de que pase la cita de este próximo domingo.

Aunque desde el Gobierno vasco se subraya que el desplazamiento tiene, sobre todo, un interés económico y que su principal objetivo es ayudar a las empresas vascas a encontrar nuevos mercados, su componente político es evidente. Durante el pleno de política general del pasado jueves, Urkullu ya aludió a la Ley de Claridad canadiense que sirvió de base para la celebración de dos referéndums en Quebec como modelo que se puede importar a Euskadi. Y en el Alderdi Eguna del domingo defendió que la única solución posible para encauzar los problemas territoriales de España es que las «naciones» catalana y vasca, a las que «el café para todos no les ha rentado», puedan celebrar una consulta «legal y pactada» como las de Quebec o Escocia.

Aliado estratégico

Urkullu irá acompañado de la consejera Arantxa Tapia. Está previsto que se cierren diferentes encuentros empresariales, en el ámbito educativo y también con la diáspora vasca. Quebec pasará a integrar la red de «aliados estratégicos» de Euskadi, en la que también están Baviera, Aquitania y Flandes, entre otros.

La fórmula canadiense se pone siempre encima de la mesa cuando se busca una salida negociada. Hasta la fecha se han celebrado dos referéndums: en 1980 y 1995. Los secesionistas perdieron ambas convocatorias, aunque en la última cita por un estrecho margen. La Ley de Claridad se redactó tras una sentencia de la Corte Suprema de Canadá en la que se subrayaba que ni la legislación canadiense ni la internacional avalaban que Quebec pudiese declarar su independencia de forma unilateral. Pero añadía que si una mayoría significativa de sus habitantes quisiese separarse, el Gobierno federal tendría que abrir una negociación con las autoridades del territorio francófono.

Será la primera vez que un presidente vasco visita Canadá y el segundo ‘gran viaje’ de Urkullu este año Tras Colombia

Una vía por la que no solo apuestan los nacionalistas. La propuesta que Elkarrekin Podemos llevará a la ponencia de autogobierno del Parlamento vasco, y que fue hecha pública el pasado sábado, va en la misma línea.

Por ahora, el PP y el Gobierno de Mariano Rajoy rechazan de plano trasladar a España ese modelo, pero desde el PNV se insiste en que es la única manera de reconducir los problemas territoriales y dar una salida, al menos a medio plazo, a la situación de conflicto que se vive en Cataluña.

Ha insistido en reiteradas ocasiones en que la Ley de Claridad es una fórmula extrapolable a España Motivo

Será la primera vez que un lehendakari se desplaza a Canadá y el segundo viaje de largo recorrido que realiza Urkullu este año. El primero fue a Colombia a finales de mayo y principios de junio. A esa visita también se le dio una impronta económica, pero al mismo tiempo sirvió para lanzar un mensaje político. Urkullu ofreció al presidente colombiano un pacto para gestionar la convivencia y animó a ETA a que asumiese su responsabilidad por sus acciones terroristas de la misma manera que las FARC habían pedido perdón a sus víctimas.

Con anterioridad a su desplazamiento a Colombia, el lehendakari había visitado el Vaticano, Auschwitz y Bruselas. Este mismo sábado acudirá a la localidad francesa de Gurs, en la que miles de exiliados vascos de la Guerra Civil vivieron encarcelados seis años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos